Ricardo Morán habló de las secuelas del coronavirus: "Me sentía ahogar"

Ricardo Morán se sincero con respecto a los efectos secundarios que le ha dejado el coronavirus.

Ricardo Morán es una de los millones de personas que se ha visto afectada su salud por el coronavirus durante la pandemia, por ello el productor no dudó en revelar más detalles de los que sintió.

A través de una entrevista a RPP Noticias, el productor y conductor de televisión reveló que se contagió de COVID-19 tras las grabaciones de Yo Soy, que justo coincidió con sus vacaciones. “Es irónico porque uno tiene sus vacaciones y la pasé pésimo”, expresó.

¿Cuáles son los síntomas que presentó?

Ricardo Morán reveló que empezó a sentir dolor corporal, temperatura alta, fatiga y sensación de ahogo, síntomas que fueron empeorando con el pasar de los días.

“Era de noche y me sentía afiebrado, como si me fuera a venir un resfrío (…), pero en vez de bajar con pastillas, a las 3 a.m., estaba en 38 o 39 de fiebre y con mucho dolor corporal”, recordó.

“Tiene que ver con la inflamación interna que produce tu cuerpo al combatir el virus y ahí es donde se inflama la pleura, que es la membrana que cubre los pulmones y que empieza comprometer tu sistema respiratorio”, añadió.

“Por eso es que empecé a sentir ahogo. Fueron tres días en los que fui empeorando”, agregó la popular figura televisiva, para luego realizarse la prueba rápida que resultó negativa, pero también optó por hacerse la molecular.

Con este último examen el panorama se esclareció más, ya que dio positivo al COVID-19. “Dos días después, me dijeron que era positivo”, reveló el integrante del jurado de Yo soy, quien luego contó cuál fue el tratamiento que siguió.

“Me trataron con corticoides para detener la inflamación; y de esa forma, que no se comprometiera la pleura y me pudiera sentir mejor. De hecho, me sentía mejor, pero con mucho agotamiento y no me podía ni parar de la cama”, manifestó.

¿Qué efectos secundarios sufrió Ricardo Morán tras la COVID?

El también actor manifestó que mejoró al pasar los siguientes días, pero que la COVID-19 ya le había producido secuelas. “Me hicieron una tomografía y tenía pus en el pulmón izquierdo. Tuve que cambiar los medicamentos para lo de la neumonía, porque la fiebre se me disparó a 39 grados”, señaló.

Después de cumplir dos semanas desde que sintió el primer malestar, el director de Rayo en la botella ya se encuentra más estable. No obstante, tuvo que cumplir una semana más de distanciamiento debido a los nuevos problemas de salud.

“Las secuelas son terribles, pero no graves. Han sido tres semanas que he estado con agotamiento y un ligero ahogamiento al momento de hablar, que recién he dejado de tener hace unos días”, sostuvo Ricardo Morán.

Te puede interesar

SÍGUENOS