Sujeto elabora macabro plan para matar a su jefe de COVID-19

Hombre compró saliva con COVID-19 para ponerla en bebida de su jefe y contagiarlo con el mortal virus. 

En Turquía, un hombre elaboró un macabro plan para matar a su jefe y quedarse con miles de dólares. Su estrategia consistía en utilizar la saliva de un paciente con COVID-19 y mezclarlas con las bebidas que le invitaba a su empleador.

Ahora, Ibrahim Unverdi y su esposa Dilek, propietarios de una concesionaria de automóviles en la ciudad turca de Adana, han recibido protección policial después de lo ocurrido con uno de sus trabajadores.

"Es la primera vez que oigo hablar de una técnica de asesinato tan extraña. Gracias a Dios no he enfermado […] si me hubiera infectado con COVID-19 podría haber infectado a mi familia y a los que me rodean. Al menos, si me disparara en la cabeza yo sería el único que moriría", comentó Unverdi.

Según medios locales, todo fue por dinero. Ramazan, como fue identificado el acusado, intentó matar de su jefe para luego hacerse con los 30 mil dólares de la venta de un vehículo. Él era un trabajador de confianza de los dueños, por lo que nunca sospecharon de sus reales intenciones.

Tras verse descubierto, Ramazan comenzó a enviar una serie de mensajes intimidantes al empresario, en los que amenazaba con quitarle la vida. "No pude matarte con el virus. La próxima vez te dispararé en la cabeza", rezaba una de las amenazas.

Con la denuncia hecha a las autoridades, en la cual se le acusa a Ramazan de comportamiento amenazante e intento de asesinato, se espera la pronta captura de este en bienestar de la tranquilidad de la familia.

"Mis hijos y yo no podemos salir de casa. Parece que estamos en prisión en nuestra propia casa. Confío en la justicia y quiero que este hombre reciba el castigo necesario", manifestó su esposa Dilek.

Te puede interesar