Exministra Sonia Guillén sobre Richard Swing: “Me causó sorpresa, indignación y malestar”

La exministra de Cultura negó que el presidente Martín Vizcarra le haya ordenado contratar a Richard Swing.

Esta mañana, la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso cuestionó a la exministra de Cultura Sonia Guillén sobre la contratación de Richard Cisneros, más conocido como Richard Swing.

La exministra de Cultura negó que el presidente Martín Vizcarra le haya ordenado contratar al polémico cantautor.

Guillen mencionó que el presidente nunca se comunicó con ella para ordenarle o sugerirle que contrate a Richard Swing, la cual hizo que presente su renuncia.

“Debo informar, en honor a la verdad, que sobre la contratación del señor Richard Javier Cisneros Carballido durante mi gestión, o sobre cualquier asunto vinculado a la discusión pública, política o administrativa llevada a cabo sobre ese tema, no he sostenido diálogo directo o indirecto con el señor presidente de la República, Martín Vizcarra, ni con personas que laboran en el despacho presidencial”, señaló la exministra.

"Yo no me he sentido utilizada, he trabajado con ahínco, con dedicación (…) No tendría por qué sentirme utilizada. ¿Por quién? Yo he hecho el trabajo de la mejor manera posible. Lamento esta situación, haber tenido que dejar una institución con la cual me sentía muy comprometida (pero) he asumido mi responsabilidad política", dijo.

Asimismo, mencionó que en su gestión el cantautor firmó dos contratos: en enero del 2020 por 33, 400 soles y en abril 2020 por 30,000 soles. Pero, afirmó que ambas contrataciones fueron para mejorar los valores institucionales y el rendimiento laboral.

También agregó que, “si la contratación de Richard Cisneros fue irregular, impertinente o innecesaria, será determinado por las investigaciones que ya se iniciaron en la secretaría técnica de procesos administrativos disciplinarios y en el Órgano de Control Institucional del Ministerio de Cultura, cuyo resultados esperamos conocer pronto”.

Además, detalló que fue el área de Abastecimientos la que habría sido la encargada de revisar el currículo del artista.

“Solicité información preliminar a la administración del ministerio, lo que me permitió conocer los términos de referencia y especialmente el CV del citado proveedor (Richard Swing), percatándome que en algunos entregables la persona citada como posfirma las siglas DHC (doctor honoris causa) seguida de su nombre, lo que me causó sorpresa, indignación y malestar porque provengo del mundo académico, y sé que ese grado no existe, que se trata de una simple designación honorífica, y constituía un hecho irregular”, manifestó.

Te puede interesar

SÍGUENOS