Rescatan a futbolistas menores de edad que eran explotados sexualmente en España [FOTOS]

Fueron engañados con la promesa de jugar para un reconocido club español. Sin embargo, eran ofrecidos sexualmente a homosexuales por Internet.

En España, siete futbolistas menores de edad fueron liberados por la Guardia Civil, ellos se encontraban encerrados en condiciones infrahumanas para ser explotados sexualmente. Las autoridades desmantelaron la red de trata de personas en la ciudad de Cádiz.

De acuerdo al medio Clarín de Argentina, los jóvenes eran aspirantes a futbolistas y habían llegado a España con la promesa de un trabajo bien remunerado y un contrato con un club. Sin embargo, al llegar a Cádiz, se dieron con la sorpresa de que todo se trataba de una mentira.

La operación denominada Promise, comandada por la Guardia Civil, tuvo como resultado la detención de tres personas y, según fuentes dentro de las autoridades, la organización se dedicaba a la trata de seres humanos y prostitución lucrativa.

De acuerdo a la reconstrucción de la Guardia Civil, la organización enviaba reclutadores a diferentes países de Sudamérica para captar jóvenes con la falsa promesa de conseguirles un club de fútbol en España y poder seguir con su carrera de futbolista.

Así operaba la red de trata de personas

Una vez que estos llegaban al aeropuerto gaditano, eran trasladados a una vivienda de la localidad de Prado del Rey, donde les retenían sus pasaportes y les quitaban el poco dinero que llevaban, pues en la mayoría de ellos se trataban de jóvenes de familias con problemas económicos.

La Guardia Civil explicó que los tenían hacinados en una sola vivienda y sólo les permitían relacionarse entre ellos, “manteniéndolos en la más absoluta indigencia, llegando en ocasiones a tener que mendigar en las calles para poder subsistir”.

Homosexuales contrataban los servicios

Su única salida era participar en un chat de contactos homosexuales, el cual era controlado por el líder de la organización. Cuando se establecía el contacto, eran trasladados al punto de encuentro, donde eran explotados sexualmente. Una vez que cobraban el dinero, los volvían a encerrar hasta el siguiente encuentro.

Con información de: La República.

Te puede interesar

SÍGUENOS