Vestidos midi y holgados para darle drama a tus outftis de otoño

Los vestidos midi y holgados se han abierto camino entre los looks de cualquier estación, pero en invierno tienen un aire más dramático. 

Antes ni se pensaba salir de casa luciendo un cómodo camisón, sino pregúntenselo a Rihanna u otras it girls que están acostumbradas lucir pijamas para ir a la calle o con un look tan confortable para sus proporciones, pero también con esa misma esencia hay prendas con los joggers que tienen las mismas cualidades.

La pregunta es, ¿arreglarse o no arreglarse? Pues la opiniones están divididas, pero ¡hey!, ahí está gracia. Hay mujeres que, por no arreglarse o cambiarse para salir, buscan en el clóset poleras, con las que pueden aguantar todo el día hasta cambiarse a una ropa de dormir. Otras, no obstante, si se toman un poco más de tiempo para ponerse combinaciones que le den un plus a su outfit. Pero hay algo en que coinciden: ninguna quiere dejar la comodidad y para esta temporada hay una sola pieza que puede convencer a ambos grupos.

Prenda ideal para outfits de otoño-invierno

Si hablamos de un vestido holgado o no muy ceñido, midi, que no te marcará ni encapsulará, pero que tiene un estilo tan romántico, dramático y a la vez femenino que te sentirás la mujer más bella del mundo. Existen diversas marcas que cumplen con estas expectativas para todos los gustos y son capaces de hacer que no quieras usar pantalones por más que haga frío.

Esta pieza tiene un aire boho que nos enamora y nos lleva a querer usarlos en todas las estaciones. Y ahora que estamos conviviendo más en casa pues son perfectos para esos días que decidimos dejar los pantalones buzo o los leggins a un lado y vestirnos distinto por más que no vayamos a la oficina.

Esta tendencia llegó hace dos temporadas, ya que antes lo ceñido era lo más IN dentro de nuestros outfits, pero como varias veces lo hemos dicho el estilo y la comodidad nunca se pelearon, solo tenían que ponerse de acuerdo y aparecieron diseñadores que lo entendieron.

Voluminosos y con vuelo, más ceñidos, con cintura marcada o rectos, con manga francesa, larga, abullonada, de escote cuadrado, redondo o cerrado.

"Siéntete una mujer, ponte un vestido". Eso decía Diane Von Furstenberg. La responsable de convertir el vestido cruzado (wrap dress) en tendencia máxima durante la década de los setenta habrá visto cómo su silueta sigue vigente, adaptándose al largo que se ponga de moda.

Te puede interesar