Prueba este exfoliante facial de bicarbonato de sodio con manzanilla que dejará tu piel reluciente

Aprovecha todos los beneficios del bicarbonato de sodio para realizar una limpieza profunda del rostro y así tenerlo sano y limpio. 

Uno de los productos que no puede faltar en casa por sus variados usos en el mundo de la belleza es el bicarbonato de sodio. Y más aún cuando nos referimos a la limpieza del rostro este económico ingrediente es una excelente opción para exfoliar nuestra piel.  

Gracias a las propiedades antibacterianas y antisépticas del bicarbonato de sodio que, además sirve como limpiador y ayuda a combatir el acné y las manchas, se puede crear una infinidad de mascarillas nutritivas.

Recuerda que antes de aplicarte alguna mascarilla con este producto es importante que verifiques si tu piel no es demasiado sensible ante el bicarbonato de sodio. Para ello puedes poner un poco en el dorso de tu mano y frotarlo por unos minutos. Presta atención si se enrojece o se irrita la dermis.

No olvides que es importante acudir también al dermatólogo para conocer el tipo de piel que uno posee y saber lo que más le conviene a nuestro cutis.

Ingredientes

1 bolsa de té de manzanilla.

½ taza de agua (125 ml).

2 cucharadas de avena en copos (20 g).

1 cucharada de miel (25 g).

2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g).

Preparación

1. Haz una infusión de manzanilla y déjala reposar.

2. Luego muele la avena con ayuda de un tenedor o procesador de alimentos.

3. Después mezcla bien el bicarbonato, la miel y la avena.

4. Agrega la infusión al preparado hasta que se forme una pasta que se pueda aplicar en el rostro. Si queda muy ligera puedes agregando bicarbonato de a pocos.

Aplicación

1. Asegúrate que tu rostro esté bien limpio y aplica el preparado sobre todo en las zonas donde se acumula más grasa.

2. Deja que actúe por 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

3. Puedes optar por colocarte un poco de crema hidratante al final.

Te puede interesar