Aprende a sacarle el provecho a las prendas con rayas

Luce prendas rayadas a tu gusto. En esta nota te damos algunos tips que deberías seguir para que sacarle provecho a las rayas y resaltar tu figura.

¿Quién no ha escuchado que las rayas horizontales “engordan” y las verticales “adelgazan”? Entonces, nos pasamos la vida usando prendas estilo marinero e inclinándonos por un outfit de presidiario o viceversa, dejando de lado las rayas diagonales porque tomamos esta teoría muy en serio, pero en realidad hay un sinfín de formas de usar todas las rayas a nuestro favor sin importar nuestra talla o contextura.

Según los expertos de la moda, en efecto, las rayas horizontales si acortan y dan volumen a la figura por lo que si eres pequeña y llenita, la teoría dice que es mejor no usarlas, a menos que se las utilices solo en una parte del cuerpo o que el grosor sea fino.

Por ejemplo, puedes usar un vestido rayado siempre y cuando las líneas sean delgadas, continuas y de color tenue. Y si lo acompañas con un suéter o chaqueta de otro tono, te favorecerá mucho.

rayas delgadas

Otro detalle que debes considerar es la forma del vestido, ya que esto te ayudará a estilizar tu silueta aún más con las rayas.

Ahora, si eres alta y delgada, las rayas horizontales gruesas y separadas con colores fuertes te darán más volumen.

¿Qué hay con las rayas verticales?

Estas ayudan a estilizar y alargar, pero esto puede ser un arma de doble filo, ya que si tienen mucho contraste y las colocar donde tienes curvas pues, se deformarán y tendrán el efecto contrario a lo deseado.

Pero si eres alta, es preferible que tomes en cuenta que entre menos se noten las rayas te ayudarán más, además que la forma de la prenda no sea totalmente recta o ajustada a tu cuerpo.

vestido a rayas

Ahora, si eres más avezada, puede mezclar rayas en un mismo outfit, claro dependiendo lo que necesites, por ejemplo: si tienes poco busto y un poco de barriguita, puedes usar una blusa con rayas horizontales en esa área y verticales en el tórax para estilizarlo.

Bueno, ahora ya sabes que las rayas son muy útiles para estilizar o disimular algunas parte del cuerpo, pero lo más importante es que cómo te sientes tú con esos estampados. Recuerda que la última palabra la das tú.

Te puede interesar