Ismael La Rosa: "Nadie está pidiendo caridad, solo que nos ayuden a generar trabajo"

Ismael La Rosa brindó una extensa entrevista a Wapa.pe, donde nos habló de su nuevo proyecto solidario Academika.pe, además de contarnos de cómo vive la cuarentena en su rol de padre, actor y esposo.

Conocido por su larga trayectoria en la actuación, por tener un matrimonio sólido con la actriz Virna Flores y tener dos hijos maravillosos, Ismael La Rosa indica que solo le queda dar gracias a Dios por todo lo que le ha dado la vida. Es cierto, está preocupado sobre la situación actual que vive el mundo - la cuarentena a causa del brote de coronavirus - sin embargo, resalta que es importante que todos los peruanos empujemos hacia un mismo lugar, y no empecemos la guerra de todos contra todos.

En conversación con Wapa.pe, el actor peruano señaló que trata de ver el lado bueno de las cosas y de cómo ayudar a los que más lo necesitan. Así es como inició su nuevo proyecto Academika.pe, un espacio sin fines de lucro que busca ayudar a los adolescentes con escasos medios económicos. Sin embargo, esta no es la primera vez que Ismael La Rosa se involucra en proyectos solidarios. Lo conocimos también en su faceta de bombero voluntario, grupo al cual aún se encuentra muy ligado y a quienes hoy en día está ayudando para que puedan seguir capacitándose de forma virtual y de manera gratuita. 

Sorprendiste con este nuevo proyecto. ¿Cómo nació la idea de Academika.pe?

La cuarentena nos ha agarrado a todos, por decirlo de una forma coloquial, "con los pantalones abajo". Todos hemos estado en un proceso de adaptación en el primer bimestre, tanto los colegios, padres e hijos. Y no solo esto, teletrabajando, cuidando nuestro trabajo porque han habido despidos, y haciéndonos cargo del hogar. Analizamos que el enfoque del Gobierno a nivel de educación estaba dirigido a los colegios y las universidades, pero había un nicho que se estaba descuidando, el de los alumnos que están en transición de colegio a universidad, que quieren prepararse para postular. La preocupación de lo que iba a pasar con ellos se acrecentaba más. Así que empecé a trabajar en ello con mi ONG Kooltural y un amigo y socio Elder Vasquez, él se encarga de lo tecnológico y yo de lo audiovisual.

Pero se necesita de presupuesto, ¿cómo van a costearlo si va a ser gratuito para los alumnos?

Bueno, el dinero ha salido de nosotros (risas), pero obviamente esto es limitado. Nuestra intención es que siga siendo gratis siempre, y lo vamos a lograr con el apoyo de otras institución y de donaciones. Gracias a Dios la noticia ha repercutido y tenemos inscritos a alumnos de diferentes países y seguimos creciendo. Estoy muy convencido que cuando uno tiene un proyecto más grande que uno mismo y nuestro propósito es ayudar a los demás, siempre se hace realidad. Yo confío en que la educación llegará a todos sin excepción, y sobre todo que sea de alta calidad, hemos puesto mucho empeño en ello.

¿Cómo funcionará Academika.pe?

En principio, la plataforma ha sido creada desde cero, cualquier persona puede registrarse gratis. Iniciamos con matemáticas y se van a ir sumando más cursos. Hemos grabado un total de 4 mil horas de contenido, para que el alumno los vea conforme a su tiempo. Sin embargo, diario se suben videos de 2, 3 o 5 minutos máximo, y para que el alumno practique se hace un streaming, que contará con profesores calificados. En realidad hemos pensado en todo y seguimos trabajando en ello. Tenemos toda una currícula, vamos a tener simulacros académicos para medir a los estudiantes, además de incentivos para animarlos porque sabemos que una educación virtual siempre suele ser fría. Queremos motivarlos a seguir creciendo, por ello también vamos a crear videos para los padres, con el fin de ayudarlos en este proceso.  

Buscaste el lado positivo de esta situación...

En realidad, sí. Mira, en este mundo tenemos dos alternativas. Una es quejarnos por todo y con todos, perjudicando nuestros ánimos y nuestra salud, y lo otro es buscar lo positivo de lo que está ocurriendo. Mirar que detrás de las nubes está el sol, y que pronto lo vamos a ver, que no todo es negativo. Y no solo yo lo he visto, mi proyecto se ha hecho conocido porque yo soy conocido, pero hay muchas personas que tienen lindos proyectos y están ayudando a mucha gente, pero no se ha hecho público. Buscar la oportunidad de ayudar y salir adelante ante esta pandemia es sacar lo mejor de nosotros. No se debe sacar lo peor, y tampoco busco aplausos por ello, pero claro que una palmada en la espalda es muy bonito (risas).

¿Te han propuesto postular a algún cargo político?

Sabes, con Virna (Flores) estuvimos fuera de Perú muchos años y nos regresamos cuando estábamos bien allá. Ella con la telenovela Santa Diabla y yo con Marido en Alquiler. Nos iba muy bien, pero decidimos regresar con nuestros hijos porque jamás olvidamos nuestras raíces, porque quisimos hacer muchas cosas acá en Perú, aportando lo que sabemos, ayudando con nuestras propuestas. Y no se trata de 'miren yo hago esto', sino de actuar, y no sabes cómo me gustaría tener más para apoyar más. Te juro que quisiera ser millonario para poder hacer más cosas, y cuando me han ofrecido un cargo político o propuesto postular a algún puesto del Estado, he dicho no. Necesitamos políticos comprometidos, con deseos de realmente ayudar y hacer un cambio, pero lamentablemente la política está muy cochina. Felicito a amigos y políticos que sí lo hacen con convicción, pero no es lo mío. Prefiero seguir aportando con mi ONG y mis proyectos.

¿Qué papel juega Virna en estos sueños?

Ella es mi cable a tierra. Con Virna nos complementamos muy bien. Olvídate, yo sueño mucho y ella me aterriza. Somos muy distintos pero encajamos muy bien. Mi relación siempre la comparo con el vuelo de una cometa. Yo soy la cometa que puedo volar muy alto, pero si la sueltas se cae. Mi esposa es la que agarra la cuerda, quien la sostiene pero que también la mantiene en alto. Y de eso se trata, nosotros vivimos soñando, pero qué importante es vivir el aquí y el ahora, es lo que nos permite vivir este presente tan maravilloso.

Y en casa, ¿les ha chocado mucho la cuarentena?

Claro que sí, con hijos de 9 y 7 años, sí (risas). Mis hijos son maravillosos pero también son muy inquietos. La cuarentena nos sorprendió a todos. La primera semana fue muy difícil, amamos a nuestros hijos, siempre me he dado tiempo para mi familia, pero cuando empezó la cuarentena - que dicho sea de paso inició un 16 de marzo,  el día de mi cumpleaños - fue complicado organizarnos. Primero tuvimos que adaptarnos a las clases, te juro que queríamos enchufarlos para que no se muevan y escuchen sus clases virtuales (risas), luego hacer las cosas del hogar. Antes podíamos delegar, ahora ya no. Entonces, hacer todo y encima buscar nuevas oportunidades de trabajo fue tedioso, pero gracias a Dios ya estamos mejor. Y lo principal, tenemos la tecnología, que nos permite avanzar tanto en las tareas de los chicos, nuestros trabajos y estar en comunicación con nuestras familias. Imagínate cómo estaríamos sin la tecnología en esta situación, preocupados en cómo están ellos.

Los actores han sido olvidados en esta crisis. ¿Cómo vives esta situación?

Es una situación bien compleja, no solo los actores, sino el gremio artístico en general. Creo que no está siendo valorado. Son los artistas lo que estamos entreteniendo al público y bajando el estrés en esta cuarentena, a través de películas, comedias, series en diversas plataformas. Pienso en los actores pero también en los técnicos y tramoyistas que se han quedado en el aire. En los dueños de centros culturales, productora de eventos, circos y espectáculos, todos los que estamos en este gremio estamos en el limbo. No quiero hablar de política, pero claro que me preocupa y me solidarizo con mis colegas. Confío en que saldremos adelante. Nosotros de alguna manera podemos reinventarnos, aunque a muchos no les guste la palabra, pero podemos seguir adelante. Me da gusto ver a actores, pintores, bailarinas con sus presentaciones y clases en línea, sin embargo, es importante el apoyo de instituciones. Nadie está pidiendo caridad, solo que nos ayuden a generar trabajo.

Te puede interesar

SÍGUENOS