Jennifer Garner, la clave para que Ben Affleck no fuese despedido de su última película

Ben Affleck recayó en las adicciones y Jennifer Garner lo ayudó a que no le cancelaran la película.

Ben Affleck se encuentra inmerso en la promoción de 'The Way Back', una película que habla de un exjugador de baloncesto viudo que lucha contra la adicción e intenta volver a ser entrenador, un personaje que llega en el momento indicado y en el que el actor ha podido plasmar cada gota de su personalidad y experiencias con la bebida y la adicción.

Gracias a esta promoción nos estamos enterando de un montón de detalles de los duros años de adicción a la bebida que ha sufrido Affleck y de cómo esta adicción terminó con su relación con Jennifer Garner.

Ahora, en una última entrevista que ha concedido el director de la cinta, Gavin O'Connor, a la revista 34th Street, hemos podido conocer que fue la propia Jennifer quien intervino para que su exmarido pudiese seguir participando en la película después de sufrir una recaída poco antes de empezar el rodaje.

"Justo cuando empezábamos a preparar la película, Ben se cayó del carro. Así que terminó yendo a rehabilitación y yo no sabía si después de esto la película estaba acabada. El estudio ciertamente pensaba que la película estaba acabada", comienza diciendo el director.

Tanto la productora como él mismo querían a Affleck para el papel, pero si no podían contar con él debido a su adicción no iban a perder el tiempo esperando.

"Fue su exmujer, Jennifer Garner, la que me llamó y me dijo que cuando él se había ido a rehabilitación se había llevado consigo una pelota de baloncesto. Y ella añadió: "Gavin, te lo ruega, no des por perdida la película, él realmente quiere hacerla".

Una vez más, fue el gran amor que Jennifer continúa guardando por Affleck lo que la impulsó a mediar por él y luchar porque continuase en la película que tanta ilusión le hacía protagonizar.

"Así que, estuvo una semana en desintoxicación, porque realmente había tocado fondo, y después de esa semana pude visitarle. Pasamos medio día juntos y buscamos una manera de hacer que todo funcionase para él, porque lo más importante era que necesitaba recuperarse y encaminar su sobriedad. Eso superaba todo lo demás. Y salió de rehabilitación un día antes de empezar el rodaje. Así que nos encontramos con un hombre crudo y vulnerable que apareció el primer día de rodaje", finaliza el director.

Una apuesta arriesgada que terminó con un final feliz. Una película que, además de mantener al actor apartado de sus problemas con la bebida y obligarle a ser mejor persona, se ha convertido en una catarsis para él.

Y, sin duda alguna, una nueva prueba de que, pese a su divorcio con Jennifer, ambos continúan haciendo frente juntos a todo lo que se les ponga por delante, especialmente cuando de las recuperaciones de Affleck se tratan.

(Con información de Europa Press)

Captan a Ben Affleck y Jennifer Garner discutiendo

Te puede interesar