Estos son los cinco riesgos que corres por no lavar el sostén

Lavar el brasier con frecuencia es lo más recomendable para tu salud y aquí te explicamos las razones.

No son pocas mujeres creen que el sostén es una prenda que se puede usar varias veces y que al no estar al contacto de la zona íntima, como sí es el caso de las ropas interiores, no tienen por qué cambiarlo tan rápido. Sin embargo, los sujetadores sí están propensos contaminarse con hongos y bacterias que pueden dañar nuestra salud.

NO TE PIERDAS: Esta es la razón de por qué los pechos de las mujeres crecen, según la ciencia

Es fundamental que sepas que esta prenda al estar contacto con la piel se ensucie con facilidad y aquí te dejamos cinco riesgos que corres cuando no lo lavas con frecuencia.

1. Infecciones: producto de los hongos y el calor.

2. Acné: el sudor, el polvo y las bacterias harán que desarrolles espinillas en la zona de escote, senos y hasta la espalda.

3. Mal olor: por el mismo asunto del sudor, justo ahora en verano, la tela absorbe el líquido y luego puede desprender un aroma poco agradable y puede ensuciar tu outfit.

4. Irritación: un sostén sucio puede generar escozor no solo en el escote sino también en las axilas provocando así que se irrite y salgan puntos rojos.

5. Pezones lastimados: esta zona de nuestro cuerpo es muy sensible y si no tienes un sostén adecuado y la tela es de baja calidad, entonces sumado a los anteriores factores podrían lastimarlos.

TAMBIÉN LEE: ¿No sabes tu talla correcta de brasier? Sigue estos consejos

No olvides lavarlos con frecuencia, el máximo es dos usos y luego pasarlo por limpieza. Ahora que conoces los riesgos ponlos en práctica y no te expongas.

 

🖤 100% actitud 🖤

Una publicación compartida de Mois🍀Laura Mojica Isaza (@mois.store) el

Te puede interesar