Conoce cuál es el secreto para tener la mejor intimidad de tu vida

Siempre buscamos tener la mejor experiencia sexual con nuestras parejas pero a veces no sabemos muy bien por dónde empezar. Por eso, te contamos cómo puedes tenerlo.

Las personas que no tienen una vida sexual plena suelen tener problemas para dormir o para descansa, así lo manifestó la psicóloga Laurie Mintz de la Universidad de la Florida de Estados Unidos.

La especialista publicó una investigación que  existe entre el sueño y el sexo en la web The Conversation, en este contó que “la falta de sueño puede producir problemas sexuales, y la falta de sexo puede producir problemas de sueño”.

Según indicó Laurie Mintz en su investigación, se han realizado muchos estudios que han demostrado que el dormir bien incrementa el deseo sexual en las personas.

Para muestra un botón, un trabajo publicado en The Journal of Sexual Medicine en 2015 reveló que aumentar una hora más a la hora de sueño correspondía a un 14% más de posibilidades de tener un intenso y placentero encuentro sexual al día siguiente.

La doctora aseguró que se no solo se trata de la conexión entre el sexo y el sueño, sino de un verdadero “círculo vicioso”, porque si tienes buen sexo afecta de manera positiva al sueño y si tiene mal sexo esto puede repercutir negativamente a tu sueño. Hay que destacar que ambos problemas tienen una misma causa: el estrés.

En el caso de las mujeres, de acuerdo al estudio de la Mintz, son las más afectadas con la disminución del deseo sexual que es provocado por el insomnio por el estrés laboral o el cuidado del hogar, además también por un cambio hormonal:

"Tanto el insomnio como el estrés son resultado de la liberación de cortisol, y el cortisol disminuye la testosterona. Esta hormona juega un papel importante en el impulso sexual de las mujeres y de los hombres", indicó Laurie Mintz.

Para tener un mejor rendimiento y retorno del deseo sexual es recomendable tener un buen descanso, es por eso que muchas parejas regresan embarazadas de sus vacaciones. Así que, ya sabes el secreto para un buen sexo: dormir bien.

 

Te puede interesar