Adulta mayor sobreviviente a holocausto regaña a los que no acatan cuarentena

La señora, mediante Instagram, envió mensaje reflexivo sobre la ardua lucha contra el coronavirus

En días pasados, una consultora de medios digitales en Argentina publicó un video en el que muestra a su abuelita, sobreviviente del Holocausto, haciendo una importante reflexión sobre el distanciamiento social y la cuarentena por la pandemia de la COVID-19, para evitar la proliferación del virus en su país y el mundo, del que muchas personas se están quejando, o que incluso, están haciendo caso omiso. 
  
Con el clip que compartió Connie Ansaldi, Elsa Soslowska (abuela de Elsa), de 96 años, conmovió en las redes sociales mientras relató su experiencia durante el Holocausto, mirando fijamente a la cámara.

"Yo estuve tres años escondida en un pozo bajo tierra para que no me mataran y dos años en el gueto, sin bañarme y casi sin comida", contó Elsa, y la periodista aprovechó para ponerla de ejemplo: "Tres años en un pozo y ustedes no pueden estar en su casa dos semanas".  

Acompañando al video, la periodista agregó: "​Hablamos mucho de lo que está pasando. Ella no tiene miedo, pero por nosotros sí. Cuidemos a la abuelita. La Mía. Las de todos. Los vulnerables y los sanos que quizá se verán afectados. Todo tiene solución salvo la muerte. Esta también es una guerra y el enemigo es invisible. Yo me quedo en casa, quédate tú también".  

Sobreviviente de holocausto reprocha a quienes no se quedan en casa

Con el testimonio de su abuela, Connie busca ejemplificar la importancia de quedarse en casa, para poder sobrevivir a la COVID-19. Esto nos da el ejemplo de que si aquella mujer pudo hacerlo en condiciones tan extremas y hoy, a sus 96 sigue viva, para nosotros no es tan difícil. ​

Así como en Argentina, en Perú se decretó nuevamente cuarentena obligatoria, por lo que las personas que la rompen están siendo detenidas. 

¿Cómo se propaga la COVID‑19?

Un individuo puede contraer la COVID‑19 por contacto con otra persona que esté infectada por el virus. La enfermedad se propaga principalmente entre seres humanos mediante las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Estas son relativamente pesadas, no llegan muy lejos y caen rápidamente al suelo. Una persona puede contraer la enfermedad si inhala las gotículas procedentes de una persona infectada por el virus. Por eso es importante mantenerse a más de metro y medio de distancia de los demás.

Estas gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, pomos y barandillas, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y después se tocan los ojos, la nariz o la boca. Por ello es importante lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol. 

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID‑19 y seguirá informando sobre las conclusiones que se vayan obteniendo.

Te puede interesar

SÍGUENOS