Una pareja de médicos mueren víctimas de la COVID-19: "Este es el fin"

Antes de la muerte de la doctora, su esposo, director de un hospital, había fallecido a causa de la COVID-19.
 

Un terrible desenlace tuvo una pareja de médicos a causa de la COVID-19. Ambos perdieron la batalla contra la enfermedad en Puebla, México. El triste desenlace fue confirmado por los medios locales.

Antes del deceso de la doctora, su esposo, el director del Hospital General de Tepeaca, Puebla, había fallecido a causa del la mortal enfermedad.

Previo a su deceso, la doctora Janet Ballinas Hernández utilizó su cuenta de Twitter para informar sobre su estado de salud tras contagiarse del virus a inicios de este nuevo año.

"Maldito virus, sal de este cuerpo decadente", escribió la doctora que se hacía llamar ‘Dra. Fresis’ en la red social antes citada.

Durante sus días de lucha contra la pandemia, Ballinas Hernández agradeció a su familia y sus amigos por los mensajes de aliento tras confirmar que estaba contagiada del mortal virus. Sin embargo, su situación empezó a empeorar con el transcurso de sus días, dejando perplejos a sus colegas y seres queridos al ser "derrotada" por la enfermedad.

"Este es el fin, me voy a hospitalizar, no sé si salgamos de esta. Me preocupan mis papás también", fue su último mensaje que plasmó en el ciberespacio.

De acuerdo con medios mexicanos, antes de que se anunciara la muerte de la profesional de la salud, su pareja, el médico Joaquín Alejandro González Arroyo y director del Hospital General de Tepeaca, Puebla, había fallecido por complicaciones derivadas del coronavirus.

¿Cómo se propaga la COVID‑19?

Una persona puede contraer la COVID‑19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. Esta patología se propaga principalmente de persona a persona mediante las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Estas gotículas son relativamente pesadas, no llegan muy lejos y caen rápidamente al suelo.

Un ser humano puede contraer la COVID‑19 si inhala las gotículas procedentes de una persona infectada por el virus. Por eso es importante mantenerse al menos a un metro de distancia de los demás. Estas gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, pomos y barandillas, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. Por ello es importante lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol. 

Te puede interesar