Los 10 beneficios principales del consumo de chía

Incluir este superalimento de manera regular favorece muchos aspectos de la salud física y mental gracias a sus propiedades.
 

La chía es uno de los alimentos con más propiedades que, de consumirse de forma regular, trae grandes beneficios para la salud física y mental.

Estas semillas, que muchos asocian con el sabor de la nuez, son una fuente natural de vitaminas y minerales, y dentro de sus funciones principales está la sensación de saciedad, por lo que ayuda a combatir los problemas de peso y los hábitos de consumir calorías en exceso.

Sin embargo, los beneficios que ofrece este superalimento van más allá.  Acá te explicaremos 10 de los beneficios por lo que debes considerar su consumo.

Disminuye los antojos entre comidas

Gracias a su gran contenido en fibra, la chía es un alimento de rápida digestión que ayuda a eliminar los antojos que se presentan entre comidas, un hábito que está asociado a los indicios del aumento de peso.

La ingesta de estas semillas se recomienda que sea al iniciar el día, ya que nos ayudará a cargarnos de energía y poder realizar más fácil nuestras actividades cotidianas.

Satisface el paladar

A pesar de que algunas personas han mencionado que les resulta insípida, la chía se asocia con un sabor dulce parecido al que proporcionan las nueces. Consumirlas es igual a consentir el paladar con un alimento de características dulces y frescas, explican los nutricionistas.

Regula la hidratación 

Al ser unas semillas permeables, se ha comprobado que la chía puede alcanzar algunas 10 veces su peso en agua. Por esta razón, este alimento es ideal para ayudar al organismo a regular los niveles de hidratación. Consumirlas antes de entrenar o una actividad física demandante ayudará considerablemente a nuestro cuerpo.

Ayuda al sistema inmunológico 

Otro beneficio de este alimento es ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y por ende prevenir enfermedades. Sin embargo, el consumo de chía tiene un efecto indirecto en nuestro sistema inmune, lo que significa que no cura problemas de salud, pero sí ayuda a evitarlos.

Fuente de Omega 3 

Los ácidos grasos que proporciona esta semilla, como el Omega 3, son fundamentales para reforzar el sistema nervioso central, al igual que las células. Las capacidades cognitivas también se ven beneficiadas por esta sustancia.

Te recarga de energía

Gracias a que los azucares que contiene son de absorción lenta, la chía nos proporciona una gran cantidad de energía que se distribuye durante casi todo el día, por eso su consumo es recomendable para el pre entreno del gimnasio o las actividades rutinarias.

Aliado para combatir el sobrepeso

Si bien los problemas de sobrepeso se combaten con una dieta equilibrada y duras rutinas de ejercicio, consumir estas semillas forman parte de un sistema integral para perder esos kilos de más. Lo medular es que la fibra que contiene ayuda al sistema digestivo, sobre todo cuando el consumo es hidratado, es decir, cuando adherimos la chía a nuestro termo de agua.

Ayuda a los músculos

Levantar peso no es la única opción que nos puede ayudar a incrementar nuestra masa muscular. Está comprobado que para incrementar el tamaño de los músculos es posible cuando se complementa con una buena alimentación. En este caso la chía cumple con esa función por su contenido en proteínas.

Beneficia las articulaciones

Otras de las bondades que ofrece este superalimento es que tiene propiedades antinflamatorias, al consumirlas se puede experimentar una sensación de alivio en esos dolores molestos de las articulaciones.

Previene la oxidación

La eliminación de líquidos de nuestro cuerpo se ve favorecida con el consumo de chía, y en consecuencia también se previene la oxidación, ya que al expulsar líquidos también se están eliminando toxinas que están de sobra en nuestro organismo.

Estas son las razones para el consumo de chía. Es más recomendable de lo que probablemente pensabas, aunque hay que aclarar que aunque este alimento tiene muchísimas propiedades, los beneficios se observan más fácilmente cuando se combinan con buenos hábitos como la salud del sueño, buena alimentación y el ejercicio.

Te puede interesar

SÍGUENOS