El 10% personas con diabetes o problemas cardíacos tienen mal pronóstico por COVID-19

"En la actualidad, la obesidad es uno de los problemas de salud pública que más aqueja a las personas alrededor del mundo", precisó Jorge Hancco, especialista del Minsa.

De cada 100 ciudadanos con enfermedades cardiovasculares o diabetes, 10 tienen un mal pronóstico si son detectados con la COVID-19, que puede llevarlos a la muerte, advirtieron especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

Jorge Hancco, responsable técnico del componente de Prevención y Control de Daños no Transmisibles del Minsa, informó que las enfermedades que causan complicaciones al corazón, como la hipertensión arterial, diabetes o la obesidad, son problemas que cada año se se elevan los % de quienes la padecen, debido a los malos hábitos en los estilos de vida de la población.

"Una de cada cinco personas mayores de 15 años, lo que representa el 20 % de la población, padece de presión arterial alta", precisó.

En ese sentido, el especialista detalló que existen medidas que están orientadas hacia la modificación de los estilos de vida de las personas, esta incluyen tener un nivel de actividad física moderada o practicar algún tipo de deporte, al menos 30 minutos al día, para mantener activo el cuerpo.

Para una adecuada alimentación es fundamental tener un control de la cantidad de grasas que se consumen diariamente, de la cantidad de sal en los alimentos y evitar los productos envasados y con elevadas porcentajes de azúcar, explicar el especialista.

"En la actualidad, la obesidad es uno de los problemas de salud pública que más aqueja a las personas alrededor del mundo y su incremento está relacionado con la elaboración de productos procesados, cuyos componentes podrían ocasionar daños a la salud de las personas", acotó.

En esa línea, el Minsa, a través la Dirección de Redes Integradas de Salud (Diris) Lima Centro, realizará el lunes 27 de julio, una capacitación al personal de salud a nivel nacional con el objetivo de actualizar sus competencias en la prevención y control de la hipertensión, diabetes y obesidad.

También, socializará la directiva sanitaria para el cuidado integral de la salud de las personas con enfermedades no transmisibles en la lucha contra la COVID-19.

Antes de la lucha contra el coronavirus

Antes de la lucha frontal de la COVID-19, el 81 % de todas las muertes en las Américas se produjeron debido a las enfermedades no transmisibles (ENT). Se estima que 62 millones de personas en las Américas viven con diabetes y 1,2 millones viven con cáncer en América Latina y el Caribe.

Una de cada cuatro personas en las Américas tiene mayor riesgo de enfermar gravemente y morir si se infectan con la COVID-19 por vivir con una enfermedad crónica. 

Las personas con afecciones de salud subyacentes, como ENT, tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y más probabilidades de morir si son infectados con el coronavirus.

Te puede interesar