¿Comes rápido? 6 beneficios por el que debes masticar bien la comida

Conoce los efectos negativos y positivos que te harán pensar en masticar bien la comida.

Muchas veces, por las diferentes actividades del día a día y las prisas por cuestiones diversas, a la hora del almuerzo no le dedicamos el tiempo necesario y por tratar de terminar las responsabilidades, comemos en 10 o 15 minutos, lo cual significa que no se mastica bien los alimentos.

Es importante mencionar que masticar bien nos permite conseguir una adecuada fragmentación del alimento ingerido para que pueda deglutirse adecuadamente y así mejorar la digestión.

¿Qué pasa si no masticamos bien los alimentos?

De acuerdo al Dr. José Luis Pérez-Albela, sostiene que, si no hay una adecuada trituración de los alimentos, el bolo de la alimenticio será digerido como mucha dificultad. Esto provoca que se exija mayor trabajo y sobreesfuerzo de los órganos del sistema digestivo (principalmente del estómago y los intestinos). Asimismo, podría desencadenar diversas complicaciones, como indigestión, dolor estomacal y acumulación de gases.

¿Cuáles son los beneficios de masticar bien los alimentos?

- Facilita el trabajo del estómago y los intestinos, ya que hace digerible al bolo alimenticio.

- Ayuda a relajar el sistema nervioso y oxigena el cuerpo, lo que reduce la ansiedad durante las comidas.

- Contribuye a la segregación de saliva, la cual contiene mucina, una sustancia lubricante.

- Produce la enzima ptialina, que se encarga de humedecer los hidratos de carbono y favorece al proceso digestivo.

- Gracias a la saliva se activa la hormona parotina, la cual sirve como estímulo para el metabolismo, o sea, para el aprovechamiento de los nutrientes.

- Proporciona información valiosa para el organismo: las texturas, aromas y sabores de los alimentos.

En tanto, es importante mencionar que existen 4 puntos clave que debemos considerar para tener una adecuada masticación y que a continuación te lo mencionaremos. ¡Atenta y toma nota!

- Tener una adecuada higiene bucal: La falta de piezas dentarias, la presencia de heridas en la mucosa y/o caries dentales dificultan la masticación, de manera que la comida se fragmenta insuficientemente, y además eleva el riesgo de mala digestión o atragantamiento.

- Comer despacio: dando el tiempo suficiente para la masticación e ingerir trozos de alimento pequeños para que puedan ser masticados con facilidad.

- Evitar comidas a temperatura extremas: es recomendable los alimentos adecuadas prefiriendo aquellas templadas, que resultan más agradables al paladar.

- Evitar hablar mientras comemos: cuando lo hacemos ingerimos mayor cantidad de aire y no realizamos una adecuada masticación.

Es así que, de acuerdo a todo lo mencionado, una adecuada masticación se convierte para beneficio de tu salud y una mejor nutrición.

Te puede interesar