Mujeres buscan que Gobierno las reconozca como madres de recién nacido

Gobierno de Chile no reconoce a una de las mujeres como la segunda mamá de un bebé nacido a través de la fertilización asistida.

Ana María y Rocío son madres de Joaquín León, quien tan solo tiene unas semanas de nacido; sin embargo, las leyes de Chile se niegan a reconocer la comaternidad.

“El problema es que nosotras no podemos aparecer legalmente en ningún papel en donde le da a mi hijo sus derechos, y para mí deberes, como niño. En donde se vulneran sus derechos a la identidad y a la familia. En el certificado de nacimiento solo sale Rocío como mamá soltera, (pese a) que Joaquín tiene dos mamás”, declara Ana María Mellado a 24 horas.

Familia homoparental

Las dos mujeres se conocieron a fines de 2017 en una fiesta y no hubo nada que detuviera el amor que ambas empezaron a sentir. Entre sus planes estaba el convertirse en madres y fue así que, tras un accidente que tuvo Ana María, ambas se animaron a emprender este largo camino.

Su pareja Rocío Fernández se sometió a una fertilización asistida y, afortunadamente, en el primer intento le confirmaron que serían progenitoras. “Siempre quise ser mamá. Para mí era como un sueño cumplido”, narra Mellado.

“Fue emocionante. Yo lo sabía, pero no lo creía 100% hasta el momento que me lo dijeron”, indica Fernández.

Con la llegada de Joaquín al mundo, Ana María se acercó al Registro Civil de Vitacura para inscribir a su hijo. “Aquí en el certificado para inscripción de la clínica dice que su madre es Rocío. Usted no es familia. A lo mejor usted dice eso, pero ¿cómo lo demuestra?”, le dijeron.

Ella les dijo en todo momento que era la otra madre y, además, les mostró el documento del Acuerdo de Unión Civil, que firmaron en esa entidad el pasado 17 de junio.

A regañadientes indicaron que ambas figurarían como las madres, pero cuando fueron a recoger el certificado de identidad se dieron con la sorpresa de que solo reconocían como mamá de Joaquín a Rocío.

“Ver que se vulneran derechos a esa personita que no tiene ni voz ni voto es muy duro. Le mandé la foto del certificado ese día a Rocío (que se quedó en casa para no exponerla a contagios) e igual se puso a llorar y me decía ‘¿Por qué tú no sales si tienes tanto derecho como yo?’”, relata Ana María en diálogo con The Clinic.

Ahora, ambas madres lesbianas buscan ayuda legal para que el Estado chileno reconozca que el pequeño Joaquín tiene dos mamás.

Con información de: La República.

Te puede interesar