En la maternidad identificas a tus verdaderas amigas

Cuando te conviertes en mamá, la sensibilidad del embarazo aleja a las falsas amistades.

La maternidad es una de las etapas que marcan la vida de toda mujer, es un proceso de espera que pone a la madre con un estado anímico bastante sensible a lo que ocurre a su alrededor. Por ello, es importante el apoyo de la pareja y familia, pero sobre todo de las amigas.

El apoyo emocional de las amigas juega un rol fundamental en esta etapa; son mujeres que pueden comprender nuestra forma intensa de pensar, sentir y reaccionar ante este importante proceso que estamos viviendo al convertirnos en madres.

Debido a los cambios de humor en esta etapa, las falsas amigas tomarán distancia, pero gracias a ello podremos identificar quienes realmente son nuestras verdaderas amigas, aquellas que se quedan con nosotras hasta el final.

Reconocemos a las mejores amigas cuando aceptamos las críticas constructivas que nos dan; sobre todo cuando a pesar de ver defectos en nuestra personalidad son capaces de motivarnos con simples palabras a mejorar cada día. Una verdadera amiga no te subestima, no te cree incapaz de cuidar de un bebé, si no te brinda aliento de apoyo, te felicita y te tiende la mano.

También puedes identificar a tus verdaderas amigas, cuando a pesar de no tener vínculos sanguíneos demuestran amor o cariño hacía tu hijo. 

Tus mejores amigas siempre se sentirán orgullosas de tus aciertos y sufrirán contigo tus desaciertos; pero comprenderán que nadie nace sabiendo y que la maternidad también es un proceso de aprendizaje progresivo y maravilloso.

Si ya identificaste quienes son tus verdaderas amigas y sabes que ellas estarán contigo en tus mejores y peores momentos; no dudes en agradecerles por su apoyo y compañía durante esta hermosa etapa de mamá.

Te puede interesar