¿Cómo proteger la salud de los bebés recién nacidos? Sigue estos consejos

Especialista brinda algunos consejos muy importantes para cuidar la salud de los bebés recién nacidos.

El cuidado de los bebés es muy importante, especialmente, durante los primeros días de vida, ya que lamentablemente, la principal causa de muerte en los recién nacidos se da porque no se le brindan los cuidados apropiados y oportunamente.

Es más, en el Perú, la prematuridad es la principal causa de muerte de los recién nacidos y, a la semana 37 del 2019, 1,499 bebés han fallecido por este motivo, lo que representa el 28.92% de los decesos registrados en ese grupo poblacional..

Esto debido a que estos bebés que nacen antes de las 37 semanas de gestación y su sistema inmunológico está aún en desarrollo, por lo que tienen alto riesgo para enfermedades inmunoprevenibles como neumonía, meningitis, tos ferina, entre otras.

Ante ello, el Dr. Raúl Urquizo, pediatra neonatólogo y decano del Colegio Médico de Lima, considera que es importante extremar los cuidados que se le brindan a los bebés que nacen en esta condición y conocer los cuidados que se le pueden dar a estos pequeños, después de su nacimiento.

Es así que, aquí te mencionamos algunos consejos para cuidar de la salud de los bebés en sus primeros días de vida, señalados por el especialista. ¡Atenta y toma nota!

1. Aplicar el método madre canguro

También conocido como el contacto piel con piel, es indispensable para mantener seguro y eutérmico al recién nacido. En la mayoría de las unidades de cuidados intensivos neonatal, se anima a los padres a iniciar este contacto antes del alta hospitalaria. El proceso consiste en colocar al bebé en pañales sobre el pecho y con la cabecita de lado, de modo que su oreja se ubique justo encima del corazón de su mamá o papá. Estudios demuestran que esta técnica mejora el vínculo entre padres e hijos, la lactancia materna y la salud del prematuro.

2. Promover la lactancia materna

La leche materna es el mejor alimento para los bebés, incluyendo a aquellos que son prematuros. Si su estado de salud le dificulta succionar el pecho, la madre puede extraerse la leche para alimentarlo a través de una sonda o biberón. Una vez que pueda empezar a amamantarlo directamente, debe hacerlo con frecuencia para aumentar su suministro de leche.

3. Vacunar al bebé y a los adultos que estarán en contacto con él

Los padres suelen pensar que los bebés prematuros son muy frágiles para ser vacunados debido a su bajo peso corporal. Sin embargo, estos niños deben recibir todas las vacunas del calendario establecido cuando tengan las edades recomendadas para cada dosis. Asimismo, se recomienda vacunar a los padres contra enfermedades inmunoprevenibles como la tos ferina que, si bien para los adultos no son graves, pueden ser letales para los pequeños.

4. Establecer una buena comunicación con el personal médico

Una comunicación fluida y clara con el médico beneficiará la salud de los bebés y reducirá la angustia y estrés de los padres con respecto al bienestar de sus hijos. Por eso es tan importante hacer todas las preguntas necesarias al especialista a cargo de atender al pequeño.

Finalmente, es importante mencionar que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 184 países, la tasa de nacimientos prematuros oscila entre el 5% y el 18% de los recién nacidos.

“No podemos seguir siendo descuidados, debemos fomentar la protección de estos pequeños, pues nacen sin estar preparados para afrontar el mundo. Es nuestro deber como padres y personal de salud resguardar su salud”, añade el especialista.

Te puede interesar

SÍGUENOS