15 hermosas adivinanzas sobre alimentos que a tus niños les encantará

La mejor manera de pasar tiempo y al mismo tiempo enseñar a tus hijos son las adivinanzas.

Existen diferentes maneras de enseñar a tus hijos y las adivinanzas son una herramienta educativa muy poderosa para potenciar el cerebro, estimular el aprendizaje, mejorar el vocabulario y aprender conceptos nuevos.

Por ello, en el siguiente artículo te mencionaremos 15 adivinanzas basada en alimentos para que los más pequeños de casa aprendan de una forma divertida y entretenida. ¡Empecemos con lo divertido y educativo!

- Blanca por dentro, verde por fuera. Si quieres que te lo diga, espera.

Respuesta: La pera.

- Con tomate y con lechuga, en el plato suelo estar; puedo ser algo picante y a muchos hago llorar.

Respuesta: La cebolla

- Zorra le dicen, aunque siempre del revés. Se lo come el japonés y plato muy rico es.

Respuesta: El arroz

- Vengo de padres cantores, pero yo no soy cantor. Llevo la ropa blanca y amarillo el corazón. ¿Quién soy?

Respuesta: El huevo

- No tengo cabeza, pero llevo sombrero. Sin pies me mantengo erguido. En los bosques me aglomero. Por los duendes soy muy querido.

Respuesta: La seta.

- Una vieja arrugadita que de joven daba vino y ahora es una frutita.

Respuesta: La pasa.

- Yo soy el diminutivo de una fruta muy hermosa, tengo virtud provechosa, en el campo siempre vivo y mi cabeza es vistosa.

Respuesta: La manzanilla.

- Si quieres las tomas y si no las dejas, aunque suelen decir que son comida de viejas.

Respuesta: Las lentejas.

- Muchas damas en un castillo, todas visten de amarillo.

Respuesta: Las naranjas.

- Blanco fue mi nacimiento, verde mi niñez, roja mi madurez y negra mi vejez.

Respuesta: La mora.

- Oro parece, plata no es; el que no lo adivine, bien tonto es.

Respuesta: El plátano.

- Mi nacimiento es marino sin ser marisco ni pescado, a todo el mundo doy gusto y a mí nadie me lo ha dado.

Respuesta: La sal.

- Dulce como un bombón, duro como el carbón y soy pariente del polvorón.

Respuesta: El turrón.

- Blanca soy y, como dice mi vecina, útil siempre soy en la cocina.

Respuesta: La harina.

- Soy una loca amarrada que sólo sirvo para ensalada.

Respuesta: La lechuga.

Cabe mencionar que, este juego también estimula el pensamiento abstracto, la creatividad y la inteligencia infantil. Es así que las adivinanzas propuestas son las mejores para que los niños aprendan sobre diferentes temas de una forma divertida y entretenida.

Te puede interesar

SÍGUENOS