El pañal: tu mejor aliado para el cuidado de la piel de tu bebé

Un crecimiento saludable para el bebé y tranquilidad para los padres son los dos principales beneficios de un pañal de calidad.

Los pañales son un excelente aliado en cuanto al desarrollo de los bebés. Varias horas de descanso y una piel libre de irritaciones son solo algunos de los beneficios que trae el pañal adecuado para los pequeños. A continuación, 3 razones que prueban que, con un buen pañal, el bebé estará cómodo y seguro y los padres gozar de tranquilidad.

1. En primer lugar, la salud del pequeño. conforme el bebé tiene más edad, los atributos que necesita con respecto a los pañales van cambiando. Así, para un recién nacido es ideal un pañal con un suave contacto con la piel para prevenir un desequilibrio del PH de la piel del menor.

Después de los 4 meses, los pequeños empiezan a agilizar sus movimientos, por lo que necesitan un pañal flexible que no limite su capacidad motora.  Además, en esta edad los bebés comienzan a gatear y a dar sus primeros pasos, de modo que es esencial un pañal que se adapte a su cuerpo para evitar percances.

Para los menores que están pasando por la transición del pañal a la ropa interior, muchos padres optan por vestir a sus hijos con trusas durante el día y con un pañal por la noche. El objetivo es que el bebé vaya forjando el hábito de avisar cuando necesite realizar sus necesidades, hasta que se independice y pueda ir solo al baño.

Consideran también, en toda la época del uso del pañal la importancia de la absorción del mismo.

“Como vemos, es fundamental para los padres elegir el pañal correcto de acuerdo a las necesidades de los pequeños”, comentó uno de los especialistas de la nueva línea de pañales Premium de Tottus. “En el diseño del producto, que va desde la talla de recién nacido hasta la XXG, contemplamos características que buscan los padres para sus hijos como calidad, cinturas y bandas elásticas, ajuste y comodidad, suavidad y además, una absorción hasta de 12 horas con una cubierta embozada”.

2. El descanso del bebé es una necesidad básica que, gracias a un pañal adecuado, puede marcar la diferencia entre un pequeño alborotado y uno tranquilo. Es durante las horas de sueño que el bebé repone sus energías para continuar con el conocimiento del mundo que lo rodea. Cabe mencionar que, en promedio, los pequeños duermen entre 11 y 13 horas por las noches, de ahí la importancia de un pañal con alta capacidad de absorción.

3. Finalmente, la tercera razón está ligada a la tranquilidad de los padres. En los primeros años de vida del menor, la tranquilidad de los papás es fuertemente afectada debido a los cambios que supone tener a un nuevo miembro en la familia. Según información de Business Performance Innovation (BPI) Network, el 45% de los padres se sienten constantemente ansiosos y preocupados durante la etapa de crianza.

Para especialistas indican que los papás no deben olvidar que sus emociones se transmiten a los pequeños y que su comportamiento influye considerablemente en la personalidad del menor. Por esto, cuidar la salud mental de los padres es una prioridad que no debe ser puesta a un lado.

BEBÉS

Te puede interesar