Investigación identifica factores de riesgo de violencia contra la mujer

Una mujer peruana tiene 8.6 más probabilidades de ser agredida si su pareja consume alcohol hasta emborracharse.

De acuerdo con el Observatorio sobre el Estado de la Violencia en el Perú elaborado por el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa, el principal factor de riesgo de violencia contra la mujer es el consumo de alcohol por parte de su pareja.

Así, según esta investigación, una mujer en el Perú tiene 8.6 más probabilidades de ser agredida si es que su pareja consume algún tipo de bebida alcohólica hasta el punto de emborracharse.

“El haber presenciado violencia entre sus padres durante la niñez también hace que la mujer esté 1.5 más propensa a ser agredida por su pareja”, indicó Rodolfo Castro, Director del Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad.

Castro añadió que el mismo factor se evidencia en las mujeres que llevan más de 25 años de relación con su pareja, en comparación a las que están en sus primeros cuatro años de vínculo.

1

El análisis también indica que las mujeres que solo cuentan con educación primaria tienen 1.4 más probabilidades de ser agredidas, frente a damas con grado de educación superior. El mismo factor se da para mujeres de nivel económico bajo.

Además, las mujeres que fueron agredidas cuando eran niñas y las que han tenido más de una pareja con la que han estado casadas o en convivencia tienen 1.3 más posibilidades de ser agredidas.

Otros factores que hacen que la mujer se exponga a la violencia en el hogar son el vivir en zonas urbanas (1.16), el tener mayor nivel educativo que su pareja (1.14), el ser conviviente (1.14) y el contar con un trabajo (1.13).

“La violencia contra la mujer es un hecho real y como sociedad no podemos seguir indiferentes para frenar este mal. Una de las conclusiones del observatorio es que los principales generadores del clima de violencia que vivimos son la educación y la familia”, remarcó Rodolfo Castro.

Por el contrario, un factor protector para la mujer es la edad. En efecto, las mujeres cuyos esposos o parejas son mayores por cinco o más años tienen un 26% menos probabilidades de ser agredidas, en contraste con las que tienen una pareja de similar edad.

Cabe precisar que, para elaborar este observatorio, el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la utilizó como insumos los datos provenientes de la Encuesta Demográfica y Salud Familiar (ENDES) y de la Encuesta Nacional de Relaciones Sociales (ENARES).

VIO

“La información recopilada fue procesada e hicimos regresiones, que son procesamientos estadísticos que permiten determinar qué variables tiene mayor asociación, en este caso con la violencia”, sostuvo el Director del Instituto para el Matrimonio y la Familia de la UCSP.

El objetivo de este Observatorio es ofrecer elementos estadísticos y numéricos que estén a disposición como insumo para la generación de políticas públicas, a fin de que la legislación tenga un sustento más sólido y las normas resulten eficaces.

Te puede interesar