Crema hidratante casera de aceite de coco para pieles secas y sensibles

Una vez más la naturaleza nos regala ingredientes con las que podemos cuidar nuestra piel, hablamos del aceite de coco y la manteca de karité.

Si tienes problemas de piel seca y sensible tienes conocimiento lo difícil que es hallar una crema que te hidrate, nutra y refresque la piel. Algunas son muy pesadas, otras ni te hidratan lo necesario y así tenemos una lista larga de productos para la piel que no sirven 100%.

Por ello, ahora que estamos en casa los remedios caseros son una bendición. Te compartir la receta para hacer una crema hidratante súper nutritiva, versátil y de un aroma delicioso.

Ingredientes

Para empezar, considera hacer una cantidad suficiente para usar en el cuerpo y reaplicar algunas veces durante el día en las manos. Estos son los ingredientes y las cantidades que necesitas:

1/4 de taza de aceite de coco

1/8 de taza de manteca de karité

1/8 de taza de mantequilla de cacao (si no la consigues puedes sustituirla por aceite de coco y manteca de karité)

1 cucharada de gel de aloe vera

1 cucharada de aceite líquido (puede ser de almendras, jojoba, etc.)

5-10 gotas de algún aceite esencial (opcional)

Preparación

Pon a calentar la manteca de karité, el aceite de coco y la mantequilla de cacao a temperatura baja en una olla. Combínalas hasta que se derritan, una de vez mezcladas retira del fuego.

Luego, agregar el gel de aloe vera, el aceite líquido y el esencial. Remueve hasta que se forma una masa homogénea.

Colócalo en un envase limpio para que lo guardes. Antes de usarlo debes dejarlo reposar por unas 24 horas.

Esta receta es excelente porque todos los ingredientes lo podemos hallar fácilmente. Además, el resultado es una piel suave, súper humectada y radiante. Pero, recuerda que si ves alguna reacción secundaria deja de utilizar.

Te puede interesar