Moda en tiempos de coronavirus: 5 lecciones que podemos aprender de nuestras abuelas

La moda en tiempos de crisis sociales, una experta nos contó los cambios que se dieron en la industria con los cambios drásticos que ha vivido el mundo.

¿Alguna vez escuchaste a las personas mayores y cercanas a ti que tuvieron que ser parte de un hecho tan alarmante como una guerra, inseguridad social o crisis económica que cambió a nuestro país o el mundo para siempre?

Ahora que vivimos los estragos que viene dejando la pandemia por el nuevo coronavirus, hay muchas historias antiguas que quizá no conocías y que llevaron, en su momento, a cambiar drásticamente las costumbres que se solían tener. Si hablamos de la moda, no te imaginas todo lo que una prenda puede contar sobre una época.

Zoila Castro, directora comercial del instituto Mad, contó a Wapa.pe sobre cómo la moda se vio afectada en tiempos de nuestros ancestros, en épocas de desolación social, donde los conceptos estuvieron marcados por la creatividad.

Aquí te dejamos algunos hechos de la moda que sacudieron años atrás, y que podrían adaptarse a nuestra actual realidad social:

1. Piezas femeninas. Vestidos con hombreras, faldas por debajo de la rodilla, o sombreros de ala ancha sofisticados, entre otros conceptos que creías que no volverías a ver, y que se usaron en épocas bélicas como la segunda Guerra Mundial, tendrán que adaptarse a estos tiempos de cuarentena, así lo señalan varias marcas de renombre a nivel mundial, a fin de esconder un poco más la piel cuando necesites salir por alguna emergencia.

2. Recobrando el concepto de reutilizar. En 2020, muchos diseñadores de talla mundial usarán el material sobrante de colecciones pasadas para crear nuevas apuestas de temporada, algo que también se vivió en el siglo XX, donde los diseñadores apostaron por conceptos más minimalistas, estilos básicos, aunque siempre de calidad, para proyectar una imagen concisa y definida. La reutilización de telas era un clásico para no deshacerse de nada. Hoy, eso será importante para ahorrar y no desperdiciar por necesidad.

3. Retomando pasatiempos olvidados. De seguro la abuela te contó de esos días donde los momentos de descanso se disfrutaban mejor con actividades como tejer, bordar o cocer. Antes, era difícil no encontrar a alguien que no tuviera talento para crear hermosas propuestas de atuendos con las propias manos. Hoy, eso será importante, sobre todo ahora que se viene la temporada de invierno, donde la creación de suéteres, medias y chalinas ayudará no solo a protegernos de lo que sucede fuera de casa, sino a ahorrar en vestimenta con el uso de fibras naturales. Además, el arte del bordado de punto, entre otros estilos para trabajar con tus propias manos, se reinventa y da paso al trabajo artesanal, que incluso encontrarás en miles de tutoriales en YouTube, con miles de prácticas bajo esta milenaria técnica.

4. De la máscara a la mascarilla. En 1939, en Europa, empezó la repartición de máscaras antigás. Países como Francia decidieron hacer de este objeto un accesorio que fue llevado con un toque de estilo por las mujeres, a través del uso de texturas como el cuero y el satén. En el presente, la reinvención de la mascarilla genera que las nuevas generaciones hagan de este objeto algo muy útil y atractivo, dando la oportunidad de lucirlo en colores brillantes, o en piezas recicladas que ya no se usan para formar este complemento de seguridad.

5. El sombrero, los tocados y turbantes como un estandarte. A principios y mediados del siglo XX, en Estados Unidos, las mujeres trabajadoras de fábricas decidieron reutilizar las telas de sus manteles o retazos que ya no necesitaban para crear pañoletas, prendedores, entre otros estilos, que rodeaban la cabeza y servían como medida de seguridad frente a la contaminación que emanaban de los lugares donde se encontraban. Años después, la moda les daría la oportunidad de evolucionar, convirtiéndose en el sello personal de un outfit. Hoy, el uso de turbantes y tocados, para cubrir el cabello y zonas cercanas al rostro, puede ser un objeto de uso infalible si necesitamos salir en época de cuarentena.

Te puede interesar

SÍGUENOS