Los principales enemigos de tu cabello en verano

Descubre cuáles son y ¡aléjate de ellos! Es importante el cuidado del cabello en esta temporada. 

Ya empezó la temporada de sol, piscina y playa. Y así como añadimos el factor de protección solar en nuestra piel; también es necesario que cuidemos nuestro cabello de algunos factores perjudiciales. El primer paso para atacar a estos enemigos: conocerlos.

La doctora Cristina Serrano de la Asociación Española de Dermatología y Venereología habló con la revista Harper’s Bazaar, y nos alerta frente a los riesgos reales y desmonta algunos mitos.

El sol

Aunque el sol puede tener efectos beneficiosos para nuestro organismo – tomado con moderación- los rayos ultravioletas afectan de forma negativa en dos aspectos. “Puede producir efluvio telogénico“ que es una caída repentina de cabello que se produce a los dos o tres meses de una exposición solar agua.

Por otra parte, los rayos solares modifican la estructura cuticular “esto hace que el cabello cambie de color por degradación de los pigmento naturales o químicos, que haya mayor fragilidad, porosidad”

¿La solución? necesitas seguir un ritual de cuidados capilares para el cabello. Esto implica usar siempre protectores solares como aceites de sésamo o manteca de palma que son ricos en ácidos grasos reparadores. O también puedes utilizar geles de peinado con protección UVA, siempre aplicados mechón a mechón.

El agua del mar

“En el mar no hay contaminación química por lo que no tiene por qué perjudicar al cabello”, asegura la doctora. Pero, tras bañarte en el mar, la sal se queda depositada en el cabello y refleja más la radiación ultravioleta. A parte de eso, basta con una ducha para que no te quede rastra de nada.

Los frecuentes lavados de cabeza

Con el calor y el paso por las playas y piscinas, algunas nos duchamos hasta tres veces al día. “Si es con un champú de uso frecuente, y luego hidratamos, no tiene por qué dañarlo”

Las tenazas, planchas y otras herramientas de calor

No debemos usar el secador y las planchas por el cabello húmedo. “Esto hace que el cabello se hinche por dentro y se fracture”.

La humedad

“Cuando penetra la humedad, cambia las características del pelo haciendo que se rice más”

El cloro de las piscinas

El cloro es un químico que cambia el PH, daña la estructura cuticular externa y favorece que todo penetre más fácilmente. La doctora explica que “‘el pelo verde’ solo ocurre en personas que tienen este déficit de cobre y normalmente son rubias”. Los tratamientos principales para combatir esto son champús con quelantes del cobre.

La arena

“Esto no afecta nada, excepto en el sentido de que ensucia el pelo”. E igualmente ocurre con el viento, que por sí mismo no rompe ni reseca el cabello, solo lo despeina.

Te puede interesar