Perro ladra desesperadamente y logra salvar a su dueño enfermo de COVID-19

Las autoridades de Madrid compartieron el caso de un hombre de 72 años, quien había regresado a casa tras permanecer varios días en un hospital por haber dado positivo a coronavirus.

España continúa siendo uno de los países más afectados por el nuevo coronavirus, uno de los casos que más llamó la atención durante la última semana fue relatada por la policía tras acudir al rescate de un adulto mayor, quien solamente vivía con su mascota: un perro que le terminó salvando la vida.

Se trata del "cachorro salvavidas", como fue catalogado en redes, quien empezó a ladra de manera desesperada para alertar a sus vecinos que algo no andaba muy bien en su hogar. Los bullicios terminaron por alertar a los residentes de Tetuán, quienes rápidamente pidieron ayuda a las autoridades.

La Policía Municipal de Madrid, con autorización en mano, entraron la fuerza la viviendo del señor de 72 años, quien fue hallado en tirado en su cama semiinconsciente tras haber recibido el alta médica en el Hospital de La Paz por haber superado la infección del SARS-CoV-2.

El hecho ocurrió el 30 de enero, donde el afectado había generado mucha preocupación en una de sus amistades que había intuido que algo malo estaba pasando porque no respondía sus llamadas. Así que los ladridos del cachorro terminaron por comprobar que estaba en lo cierto.

Son "el mejor amigo del hombre"

A la vivienda también se apersonaron bomberos de la localidad, quienes fueron los encargados de llevar al hombre hasta un nuevo centro hospitalario para que sea examinado por especialistas y donde su vida está fuera de peligro gracias a la efectividad y rapidez con la que actuaron las autoridades pertinentes.

Por otro lado, el perrito fue trasladado al Servicio Veterinario Municipal de Urgencias (Sevemur) del Ayuntamiento de Madrid para que también reciba la atención necesaria mientras su papá humano regresa.

Según varios especialistas, las tres causas que generan que un perro puede ladrar son: la frustración, la reactividad y el miedo, este último debido a los problemas que enfrentó el señor cuando se contagió de coronavirus, enfermedad que sigue golpeando muy fuerte a todo el mundo desde que apareció por primera vez en 2019.

Te puede interesar