Pastor alemán volvió a caminar luego de que una lesión en la columna afectara sus patas

Juan Basualto narró a través de Twitter el complicado momento que le tocó vivir a su perrito cuando le diagnosticaron “cauda equina”, una enfermedad a la columna.

La vida se ha encargado de golpear muy fuerte a Jackye, un pastor alemán que fue diagnosticado con “cauda equina” luego de notar ciertos comportamientos extraños en su manera de caminar. Sus padres humanos, Juan y Pamela, contaron a través de Twitter que se trataba de una lesión provocada por la dueña de la casa donde vivían porque no toleraba a los perros.

El cachorro había sido adoptado por la pareja cuando asistieron a una “entrega gratis” de mascotas, la inmensa camada de pastores alemanes iba desapareciendo porque la gente no desaprovechaba la oportunidad de hacerse con una mascota de esa raza. Sin embargo, entre los perritos que quedaban fue uno que sobresalió entre el resto y fue caminando directamente hasta Juan.

Jacky, en ese entonces sin nombre, tenía apenas 23 días de nacido y estaba buscando una familia que le brinde amor y protección hasta sus últimos días, y no tuvo mejor suerte de encontrarse con la pareja que estaba intentando conseguir lo mismo de un animal, ya que estaban pasando por momentos complicados.

“En lo personal lo venia pasando muy mal y el cambio mi estado anímico, ya que venía arrastrando la muerte de mis padres y otros problemas (…) Su nombre Jackie lo puso mi pareja, yo quería ponerle Inti, en memoria un Pastor Alemán de pelo largo que tuve, que también fue mi vida (…) Yo estudié Artes Marciales y en la academia me decían ‘Perro Lee’. Entonces mi pareja quería ponerle como nombre Bruce, por Bruce Lee, y un día en la mañana despertó y me dijo ‘¡Jackie!’ Ese nombre, por Jackie Chan, narró Juan Basualto a UPSOCL.

Bienvenido a tu nuevo hogar

La pareja no tuvo que pensar mucho y decidieron llevarse a Jackye; sin embargo, jamás pensaron vivir un gran problema cuando la dueña de la parcela donde habitaban empezó a hacerles problemas debido a la presencial del animal porque no le gustaban los perros. Según narra Juan en Twitter, la señora les pidió varias que desalojaran la casa a menos que se deshicieran del pastor alemán, cosa que nunca pasó y tuvieron que luchar para no separarse de su acompañante.

Cuando pensaron que todo había terminado, un paseo que protagonizaron Juan y Pamela terminó resultado un duro golpe en sus vidas cuando, en su regreso a casa, se dieron cuenta de que la mascota se encontraba en mal estado.

“Un día fuimos a la playa [Lago] y cuando volvimos encontramos algo raro en su caminar, me llamó la atención, pero no comenté nada, y se comenzó a hacer más evidente (…) Una de mis hipótesis fue que le pegaron un palo en la columna o que lo hayan atropellado. Las personas que viven en la parcela se hicieron los locos. Su estado comenzó a empeorar y ya no controlaba el esfínter (…) Vino un veterinario a la casa y nos dio 2 opciones, operarlo o dormirlo, la verdad es que lo había llamado para dormirlo, porque no quería que sufriera, y ahí nos habló de la posibilidad de operación”.

No te vamos a abandonar

Al pastor alemán le diagnosticaron “causa equina” y la única solución era operarlo, pero el costo de la intervención quirúrgica escapaba de la economía de la pareja. Iban pasando los días y apareció la oportunidad de llevarlo a cirugía en otra región donde les salía más barato, y así fue. Jacky salió muy bien del quirófano y, gracias a una amiga de Juan y Pamela que donó una silla especial, el cachorro fue grabado para Twitter volviendo a dar sus primeros pasos.

Te puede interesar

SÍGUENOS