• https://wapa.pe/trending/1142718-increible-estudio-revela-que-uno-se-puede-emborrachar-sin-beber-una-gota-de-alcohol

¡Increíble! Estudio revela que uno se puede emborrachar sin beber una gota de alcohol

Un estudio reveló que el ser humano puede emborracharse sin beber una gota de alcohol, esto se debe a los efectos de la fatiga.

Cuando has sentido que estás ebrio pero no has consumido nada de alcohol. Estos efectos que experimenta tu cuerpo cuando no dormimos, son idénticos a aquellos que sientes cuando bebes demasiado. Los movimientos se vuelven más lentos y un tanto torpes, pues las células del cerebro se calman e incluso, esta lentitud impide que almacenen algunos recuerdos.

Un estudio realizado en la Universidad de California, en Los Ángeles, reveló que la privación del sueño, la fatiga, reduce la velocidad de comunicación de las células cerebrales y esto provoca las famosas “lagunas mentales”, que son fragmentos de momentos que vivimos, pero que no recordamos y que son similares a los que tienes cuando te emborrachas.

Lo que sugieren los investigadores de la Universidad de California es que los efectos de la fatiga pueden ser los mismos que se tiene cuando bebes demasiado. Incluso los investigadores descartan que esto tenga algo que ver con el síndrome de la autodestilación, el cual consiste en que la persona destile su propio alcohol en el intestino, pasando a la sangre directamente.

El síndrome de la autodestilación es aquel producido por una levadura que está alojada en el intestino de los pacientes de esta rara enfermedad. Cuando la levadura aumenta considerablemente, fermenta los hidratos de carbono y los azúcares destilando etanol, lo que provoca que el paciente se encuentre en un estado etílico permanente.

Alejados de este síndrome que padecen cerca de cien personas alrededor del mundo, el estudio de la Universidad de California se basó en el escaneo de los cerebros de 12 pacientes epilépticos.  Después de conectar electrodos a los pacientes participantes, se les pidió que dividieran en categorías una serie de imágenes lo más rápido posible. Lo que hacían los electrodos era medir el disparo de las células cerebrales. A medida que los pacientes tenían más sueño o cansancio, la actividad de sus neuronas era menor y su capacidad para clasificar era más lenta que al principio del ejercicio.

«Le lleva más tiempo al cerebro registrar lo que está percibiendo», indicó Itzhak Fried, uno de los autores principales del estudio en la Universidad de California. «La fatiga ejerce una influencia similar en el cerebro a cuando se bebe de manera excesiva», añadió el especialista.

Te puede interesar