Esta es la triste historia que inspiró el cuento de “La Bella y la Bestia” [FOTOS]

Finalmente la pareja murió en Italia, sin imaginar que inspirarían uno de los cuentos más representativos de la casa de Disney.

¿Alguna vez se han preguntado cómo nacen las historias de los diversos cuentos que se roban nuestro corazón?  Bueno, nosotras te vamos a contar qué historia de la vida real inspiró al cuento de “La Bella  y la Bestia”, aprovechando que hace uno días se estrenó la película con Emma Watson.

TAMBIÉN LEE: Revelan detalles sobre nueva versión de Mulán en live-action

Existen muchos cuentos similares a ‘La Bella y la Bestia’ que se remontan hasta la Antigua Grecia; pero, aunque parezca increíble, el mundo real tuvo su propia Bestia, pero sin teteras cantantes ni hechizos de amor. Esta Bestia podría haber inspirado la versión más popular escrita por la aristócrata Jeanne-Marie Leprince de Beaumont en 1756; la misma versión que inspiró la película animada de Walt Disney en 1991: un joven tinerfeño con “el síndrome del hombre lobo” que se casó con una bella doncella parisina.

“La Bestia” se llamaba  Petrus Gonsalvus, un hombre que nació en Tenerife en 1537, con “hipertricosis”, una enfermedad que destaca por la existencia excesiva de vello en el cuerpo, a excepción de las palmas de las manos y los pies. Y Pedro fue el caso más antiguo del que se tiene conocimiento en Europa.

En esa época  Europa estaba fascinada con las “rarezas” que llegaban del Nuevo Mundo, Pedro causó sensación entre los nobles que lo veían como un ser salvaje que podía sacar toda su rabia en cualquier momento. Pero al ver que Pedro se comportaba civilizadamente, el Rey decidió hacer su propio experimento.  Fue instruido en humanidades, latín y costumbres refinadas y en pocos años, Pedro fue escalando posiciones llegando a ser uno de los nobles de mayor rango de la corte con sueldo anual.

En 1573, y tras la muerte del Rey, la Reina Catalina de Médici escogió una esposa para él, aparentemente obsesionada con su apariencia y la curiosidad de descubrir si podía tener hijos con la misma condición. Así, Pedro se casó con una “bella” parisina llamada Catherine, quien se dice estuvo horrorizada con la apariencia de su esposo.

Con el pasar del tiempo, y al conocer a Pedro, se cree que su esposa llegó a amarlo profundamente por como lucían cuando estaban juntos. Incluso llegaron a tener seis hijos, aunque solo dos de ellos nacieron sin la misma enfermedad de su padre.

TE PUEDE INTERESAR: Lanzan primer trailer de “La sirenita” en live-action [VIDEO]

Lamentablemente, los niños nacidos con hipertricosis fueron enviados a otros gobernantes europeos como regalos de la corte francesa. Después de varios años de tristeza, la familia -o lo que quedaba de ella- se trasladó a Italia, en donde vivieron con los mismos privilegios cortesanos pero alejados del ojo público.

Finalmente murieron en Italia, sin imaginar que inspirarían uno de los cuentos más representativos de la casa de Disney.

 

 

Te puede interesar