No necesitas de un tercero para serle infiel a tu pareja ¡Descubre cómo!

Serle infiel a tu pareja con otra persona suele ser la manera más común de traicionar la relación. Pero ¿Y si te decimos que existen otras formas de infidelidad?

Muchas parejas suelen terminar sus relaciones por una infidelidad, ese sentimiento de traición hace que no puedan confiar más en el otro, pero esa no es la única forma  de ser infiel: la falsedad también puede llegar a hacer muy corrosiva.

Según varios expertos en relaciones, existen formas no sexuales de traicionar a tu pareja y que pueden ser más dañinas que incluir a un tercero en la ecuación, aunque no lo creas este tipo de engaños pueden ser más fulminantes para la confianza.

1. Quejarte de tu pareja con otras personas

Una cosa es que te desahogues con una amiga o un familiar sobre las dificultades que están pasando en tu relación y otras es quejarte a cada momento frente a una persona que te gusta. Según la psicóloga clínica Samantha Rodman, “el objetivo no es engañar, pero airear que no estás feliz en tu relación para que crezca la amistad y la atracción entre dos personas solo empeora la situación. Puede ser que el chico que te gusta responda: ‘vaya, tienes un novio terrible, ahora entiendo por qué te sientes tan sola’. Aunque esto no es una infidelidad en toda la extensión de la palabra, sí es traición y puede sentar las bases para comenzar con una aventura emocional o física”.

2. Definir prioridades de manera equivocada

Está bien que estén juntos para arriba y para abajo al inicio de la relación pero con el tiempo ambos se dan cuenta que necesitan su espacio para realizar todas sus actividades. Cuando alguien o algo concentra toda nuestra atención puede indicar que problemas. La experta en matrimonios y familia Amy Begel indicó que:

“A veces el trabajo, los amigos y los hobbies actúan como un muro en la relación. Por eso una persona suele llegar a casa agotada, cansada e inaccesible para estar con su pareja. El verdadero problema comienza cuando se convierte en un patrón y se deja en claro qué o quién es la prioridad número uno en lugar de la pareja”.

 

3. Divulgar información privada de la vida en pareja

Si tu pareja comparte contigo alguna información de confianza, no tienes el derecho de divulgar esa información sin su consentimiento. Si llegas a hacer esto estás traicionando la confianza y se esto puede lastimar profundamente a la relación, porque tu pareja puede llegar a creer que te importa más el drama que sus sentimientos.

 

4. Mentir y ocultar temas financieros

Este término quizá sea nuevo pero la acción no. La infidelidad financiera es más común de lo que te imaginas, ya sea abrir una cuenta bancaria en secreto, sobregirar las tarjetas de crédito, gastar el dinero que se supone que es de ambos. Elizabeth LaMotte, terapeuta y fundadora de DC Counseling & Psycotherapy Center, manifestó que estas acciones pueden llegar a ser más destructivas una vez que se descubren:

“Las consecuencias, incluidas la pérdida de un patrimonio o la codicia de fondos, suelen afectar tanto a la pareja como a los hijos, en caso de que se tengan. Además, perjudican a la pareja a nivel emocional y económico, especialmente si se está planeando ahorrarlo para el futuro o para una situación de riesgo”.

5. Tener un “amante sentimental”

Tener amigos fuera de la relación es un sano y puede fortalecer la conexión entre las parejas. Pero si este “amigo” te emociona, te hace sudar las manos y es con quien sueles conversar mucho sobre temas íntimos y personales, entonces estas teniendo una aventura emocional. Otro indicativo es que le escondes a tu pareja la naturaleza de esa amistad.

 

Te puede interesar