Uso permanente de bicicletas puede causar problemas de salud en mujeres

EsSalud advierte que mujeres están expuestas a infecciones vaginales, urinarias e inflamaciones por el uso inadecuado de las bicicletas.

Durante la pandemia por COVID-19, el uso de la bicicleta se incrementó de forma rápida. No obstante, los problemas de salud en mujeres han aumentado por utilizar de manera incorrecta este medio de transporte. Además, el uso de ropa muy ajustada o de materiales sintéticos y una mala postura pueden ocasionar otros males.

En ese sentido, el Dr. Diego Egoavil Orihuela, médico ginecólogo del Hospital Rebagliati de EsSalud, menciona que entre los problemas más frecuentes se encuentran las infecciones vaginales y urinarias, la perdida de sensibilidad o adormecimiento en la zona genital y la hinchazón de los labios vaginales.

“Si bien es cierto que es relativamente común la presencia de infecciones vaginales o urinarias a lo largo de la vida reproductiva de las mujeres, el uso inadecuado o prolongado de la bicicleta puede exacerbar estas infecciones produciéndose con mayor frecuencia. Por ello, es recomendable utilizar la menor cantidad posible de ropa sintética y después de terminada la actividad cambiarse la ropa lo antes posible teniendo una buena higiene de la zona”, reveló el Dr. Egoavil.

Asimismo, el galeno recomendó que de presentarse una hinchazón o adormecimiento en la zona genital, se debe proteger el área con el uso de un culotte, prenda que tiene un cojín especial que brinda una amortiguación extra.

Además, se debe buscar la posición de manejo más cómoda, para evitar un rozamiento excesivo y la comprensión de los nervios de la zona perineal, con lo que se evitará la pérdida de sensibilidad en el suelo pélvico.

Ante la aparición de estas posibles complicaciones en mujeres, EsSalud brinda las siguientes recomendaciones. ¡Toma nota!

• Seleccionar una bicicleta que esté ajustada a la fisonomía particular de cada ciclista y que cuente con un asiento cómodo que no cause molestias en la zona genital.

• La mayor parte del peso corporal no debe reposar en las zonas blandas del aparato genital, se debe procurar apoyarse sobre las tuberosidades isquiáticas, ubicadas en la parte baja de los glúteos.

• Es primordial realizar una buena higiene y secado de la zona genital, procurando el cambio de la ropa interior luego de realizado el ejercicio.

• De presentarse infecciones, se debe consultar con un ginecólogo, evitando la automedicación.

Finalmente, el uso de las mascarillas y el casco debe darse de manera permanente durante el manejo. No olvides el uso de bloqueador solar para evitar afecciones a la piel.

Te puede interesar