Efectos a largo plazo de la COVID-19 en pacientes preocupa a la OMS

Los especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) fueron cuestionados sobre reciente estudio de científicos australianos, quienes demostraron que el coronavirus puede resistir hasta 28 días en billetes y otros objetos.
 

La directora técnica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, señaló hoy que ya no sólo son preocupantes los casos graves y las muertes por COVID-19 en el mundo, sino también los efectos secundarios de la enfermedad en pacientes que han logrado vencerla.

"No sólo nos inquietan los casos, las hospitalizaciones o las muertes, sino los impactos a largo plazo que empezamos a ver en individuos que incluso pasaron la enfermedad con síntomas leves", sostuvo Van Kerkhove en rueda de prensa.

"Sólo ahora empezamos a ver estos efectos en corazón, cerebro, pulmones o salud mental", acotó la especialista para explicar por qué sigue siendo importante combatir el aumento de los contagios, pese a que la mortalidad del coronavirus sea ahora relativamente baja, de sólo un 0,6 % de los casos.

Actualmente, Europa tiene  tres veces más contagios diarios que en los meses de marzo y abril pero cuatro veces menos fallecidos, lo que según la experta estadounidense es resultado de que "se hacen más pruebas, se rastrea mejor y se encuentran antes los casos menos graves".

También explicó que otra razón es el hecho de que el virus haya cambiado el patrón de edad de las personas a las que afecta, ahora que los más jóvenes socializan con frecuencia, mientras se ha conseguido prevenir brotes en instalaciones tales como las residencias de ancianos, donde hubo una alta mortalidad en los primeros meses de pandemia.

Mientras los casos suben rápidamente en Europa, en América parecen descender lentamente , aunque el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, subrayó en la misma rueda de prensa que "hay tendencia a la baja, pero los números siguen aún muy altos en Brasil y otros países de la región".

Añadió que el descenso "no significa que las cifras puedan repuntar, como se ha visto en otras regiones, a veces a un ritmo extremadamente rápido".

Los investigadores de la OMS fueron cuestionados por un reciente estudio de científicos australianos, quienes demostraron que el coronavirus, causante de la COVID-19, puede resistir hasta 28 días en billetes y otros objetos.

"Lo que se extrae de ello es que la higiene de manos sigue siendo esencial", comentó Ryan al respecto, recordando que "el agua y el jabón son una de las intervenciones sanitarias más eficaces a la hora de librarse de todo tipo de bacterias". Con información de EFE.
 

Te puede interesar