Los 4 beneficios del jugo de limón mezclado con bicarbonato de sodio

La mezcla de limón y bicarbonato de sodio se recomienda ingerirla por la mañana y en ayunas, para aprovechar mejor sus beneficios.
 

El jugo de limón mezclado con bicarbonato de sodio es un remedio sencillo que aporta grandes beneficios al organismo y la salud de las personas. 

Son dos ingredientes comunes en la cocina mexicana, que se han convertido en un remedio para un sinfín de molestias, debido a que ofrece vitaminas y minerales que ayudan a prevenir o aliviar diversas enfermedades.

Este remedio casero tiene que ir siempre acompañado de un estilo de vida saludable y una alimentación balanceada, así evitar las complicaciones en el sistema inmune.

Al consumir estos alimentos por separado también tienen muchos beneficios para la salud. El bicarbonato de sodio se recomienda para mantener una buena higiene y salud bucal.

Un vaso con bicarbonato y jugo de limón

Para prepararlo necesitas: 1 vaso de agua mineral a temperatura ambiente; 1 cucharada de bicarbonato de sodio y el jugo de medio limón.

-Esta mezcla tiene la propiedad de alcalinizar el organismo. Esto ayuda, por ejemplo, a combatir la acidosis que puede ocurrir cuando los riñones no están eliminando suficiente ácido del cuerpo o cuando el cuerpo produce demasiado ácido. Es por esto que lo hace un remedio excelente para cuidar de los riñones, facilitar su trabajo y ayudar además a desintoxicar el organismo y a quemar grasas.

- El jugo de limón ayuda también a facilitar la digestión y, si se le agrega un poquito de bicarbonato de sodio, resulta una mezcla perfecta para que el sistema digestivo funcione en condiciones óptimas. Se trata de un buen anti-ácido, que además combate las flatulencias.

- Además, esta mezcla permite depurar el hígado, y aporta una considerable dosis de vitamina C, potasio y antioxidantes, que ayudan al bienestar del organismo.

-Tomar el jugo de limón con bicarbonato de sodio permite que el organismo regule mejor el nivel de colesterol malo (LDL), mejorando la salud cardiovascular en las personas.

Se recomienda no exceder el consumo de bicarbonato sódico; lo mejor es alternar dos semanas sí y dos semanas no.

Te puede interesar