Médicos aconsejan chequeos para prevenir virus del papiloma humano (VPH)

Las mujeres pueden controlar su futuro a través de chequeos preventivos, sobre todo si se trata del virus del papiloma humano.
 

La Fundación Peruana de Cáncer sugirió a la población realizarse chequeos preventivos para descartar que no sean portadores del virus del papiloma humano (VPH) o detectar células anormales.

En ese contexto, Miguel de la Puente, gerente general de la Fundación Peruana de Cáncer, recordó que cada año cientos de miles de mujeres fallecen a causa del cáncer de cuello uterino a pesar de ser una enfermedad 100% prevenible a través de exámenes y controles ginecológicos. 

"Sin un chequeo preventivo es poco probable que las mujeres sepan que son portadoras del virus o si tienen alguna lesión precancerosa. La prevención es sumamente importante dado que les permite a los especialistas de la salud actuar a tiempo y así salvarles la vida a miles de mujeres", sostuvo el especialista.

En otro momento, el Dr. Luis Atuncar, ginecólogo oncólogo, exbecario de la Fundación Peruana de Cáncer, comentó que existen tres alternativas de prevención disponibles en los centros de salud, pero con un propósito distinto. 

"La más conocida es la prueba de Papanicolau (PAP) que sirve para detectar células anormales y/o lesiones precancerosas. La Inspección Visual con Ácido Acético también busca la presencia de tejido anormal, así como el Test Molecular para detectar a tiempo la presencia del Virus del Papiloma Humano de alto riesgo y prevenir a tiempo el posible desarrollo de lesiones precancerosas que provoquen cáncer de cuello uterino", informó.

Diferencias entre el PAP y el test molecular del VPH

El papanicolau se basa en detectar células anormales en el cuello uterino que puedan ser indicativos de signos tempranos del cáncer de cuello uterino. Se recolecta una muestra de la piel del cuello del útero, usando una espátula o cepillo y luego es examinada visualmente por un patólogo usando un microscopio. Es importante realizarse esta prueba de despistaje una vez al año.

Mencionaron que el examen está cubierto por el SIS y se encuentra disponible en todos los centros de atención primaria del Perú a un precio accesible. Recordaron que a pesar de estas facilidades, solo el 62% de las mujeres de 30 a 59 años se realizaron el PAP en el 2018, según datos del INEI.

Además del papanicolau, indicaron que el tamizaje primario con el test molecular es clave para potenciar la presencia del virus de papiloma humano (VPH) de alto riesgo y monitorear oportunamente el peligro de las pacientes de sufrir cáncer de cuello uterino. Las muestras son examinadas por un procedimiento totalmente automatizado y con una precisión del 99%.  

"El Test Molecular de VPH es altamente confiable y es un elemento fundamental para lograr una reducción de la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello uterino. Puede salvarles la vida a miles de mujeres peruanas que hoy pueden controlar su futuro", informó el Dr. Atuncar.

A pesar de su efectividad, solo el 1% de la población accede al test molecular. La baja aceptación se debe a que su implementación requiere una inversión financiera inicial alta, pero resulta más costo-efectiva en comparación a otras pruebas y tratamientos.


 

Te puede interesar