Cuatro recomendaciones para adoptar un estilo de vida saludable durante la pandemia

No solo la COVID-19, si no otras enfermedades disminuyen si incrementamos nuestras rutinas de higiene personal, aseguran los especialistas.

La emergencia sanitaria provocada por la COVID-19 ha cambiado nuestras rutinas y la forma en la que interactuamos, obligándonos a adaptarnos a un entorno cada vez más preventivo. Sin embargo, la vida saludable y la situación de pandemia no deberían ser incompatibles.

Nuestras casas se han convertido en nuestros centros de labores y estudios, por lo que equilibrar la salud física y mental puede ser un desafío. Basándose en esto, ¿cuál es el estilo ideal de vida en tiempo de coronavirus?

Alicia Vivanco, cofundadora de Fitness Pass, plataforma de bienestar para salud preventiva, brinda 5 puntos que demuestran que la crisis sanitaria no es obstáculo para una vida sana.  

Realiza actividad física por 30'

En estos tiempos en los que podemos pasar muchas horas pegados a una pantalla, es indispensable realizar alguna actividad física. Esto es una manera de combatir y reducir los síntomas de ansiedad, depresión y estrés que pueden ser comunes durante la pandemia.

Dentro de las actividades que puedes hacer en casa están las flexiones, baile, bicicleta, entre otros. Lo recomendable es hacerlo un mínimo de 30 minutos diarios durante 5 días a la semana. Otra alternativa es llevar clases en línea con coaches capacitados, a través de plataformas de bienestar para salud preventiva como Fitness Pass.

Medita diariamente

Es indispensable descansar y relajar nuestra mente, por lo que meditar 5 minutos no solo te permitirá alcanzar dicho objetivo, sino que los niveles de estrés y ansiedad disminuirán dentro de tu rutina diaria.

Verás cómo se incrementa tu concentración y creatividad, así como se refuerza tu sistema inmunológico. Puedes hacerlo ni bien te levantes, después de comer o concluida tu jornada laboral o de estudio. Te sentirás más tranquilo y feliz.

Aumenta tus medidas de salubridad

No solo la COVID-19, si no otras enfermedades disminuyen si incrementamos nuestras rutinas de higiene personal. Por ejemplo, lavarse regularmente las manos evita la aparición de influenza, neumonía, y más enfermedades.

Además, esta rutina tiene que comprender el uso habitual de mascarilla, jabón líquido y protector, así como la desinfección de alimentos y espacios dentro de la casa.

Mejora la calidad de tu alimentación

El control del estrés es importante. Una de las tantas consecuencias que puede desencadenar un mal manejo es el desequilibrio en nuestra alimentación. Esta debe ser variada y equilibrada, incluyendo todos los grupos de alimentos.

Debemos enfocarnos en los alimentos frescos, naturales o mínimamente procesados, puesto que son ricos en nutrientes. Una buena alimentación, acompañado de un régimen de ejercicio diario, te permitirá evitar factores que incrementan el riesgo de complicaciones ante una infección por el COVID-19 como la obesidad.

Te puede interesar

SÍGUENOS