Médico revela tratamiento que evitó más muertes por COVID-19 en la selva

“Con cuatro drogas se redujo la necesidad de hospitalización a los pacientes COVID-19”, reveló el médico Sergio Bardon en una reciente entrevista.
 

La experiencia del doctor Sergio Bardon en la selva ha sido muy productiva y positiva. Armó un tratamiento que ha permitido que menos gente con la COVID-19 requiera requiera estar hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos en la región Loreto.

En una entrevista para Perú21, Bardon- especialista en salud comunitaria y rural- compartió su experiencia en su lucha contra el coronavirus. El especialista comenta que diseñó un tratamiento para atacar las dos etapas de la pandemia: la carga viral y la inflamación de los pulmones.

"Me di cuenta de que había ciertas drogas que funcionaban mejor que otras. Decidí tomar el camino de la medicina ambulatoria. Hice un tratamiento a base de cuatro drogas: ivermectina, azitromicina, prednisona y aspirina apuntando a disminuir la carga viral de la COVID-19 y a prevenir las complicaciones que podrían surgir por la inflamación exagerada de varios órganos, especialmente el pulmón, y también la coagulación intravascular diseminada. Con estas cuatro drogas se disminuyó la necesidad de hospitalización y de UCI", reveló el médico.

En esa misma línea, Sergio Bardon explica cómo ha podido combinar estos fármacos en el tratamientos de pacientes COVID-19.

"En la selva generé una campaña de medicina rural con esta medicación porque no había otra forma de asistencia. La azitromicina es un antibiótico y la ivermectina es un antiparasitario. Con ellos dos busco bajar la carga viral", argumentó inicialmente.

"La prednisona y la aspirina son para las complicaciones respiratorias y en la sangre que tienen que ver con un exceso en la coagulación. El COVID-19 no nos va a dar tiempo, hoy cuentan la experiencia clínica y los resultados. Se ha logrado una franca reducción de la hospitalización de muchos pacientes a través de este esquema que, en la mayoría de los casos, no dura más de seis días", acotó.

Al percatarse de la crítica situación que vive el país en cuanto a infraestructura en el sector salud, el médico explica que los tratamientos ambulatorios son una buena opción.

"Estaré manejando cerca de diez pacientes por día, a distancia, y vengo así cerca de tres meses. Solo mi primer paciente requirió hospitalización. Desde entonces, ninguno ha necesitado ir al hospital. Si un país no tiene hospitales para enfrentar una enfermedad, debe apuntar a los tratamientos ambulatorios", expresó.

Usó prednisona en lugar de dexametasona

Después de darse la buena noticia sobre el uso de la dexametasona, el médico en cuestión aseguró que no usó este medicamento, sino que recurrió a la prednisona.

"La dexametasona es un antiinflamatorio corticoide. Yo uso prednisona porque es más fácil de conseguir aquí. Cualquiera de los dos son válidos para atacar las inflamaciones exageradas del COVID-19", apunta.
 

Te puede interesar