Los niños que conviven con mascotas reducen las alergias en la adultez

A mayor número de mascotas con quien convivan los niños, tendrán menos posibilidades de desarrollar problemas de alergia.

A muchos niños les encanta tener una mascota en casa ya que pueden compartir tiempo y jugar; sin embargo, algunos padres optan por no incluir un perro o gato en casa porque piensan que sus hijos se pueden enfermar. ¿Será cierto?

Un reciente estudio realizado por Bill Hesselmar y otros investigadores de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, señaló que tener mascotas en casa a temprana edad ayudaría a proteger de las alergias cuando se llegue a una edad adulta.

Para llegar a esta conclusión se realizó un seguimiento a 1029 niños de entre 7 y 8 años. El resultado de alergias fue del 49% en niños que habían pasado sus primeros 12 meses de vida en un hogar sin mascotas.

En tanto, esta cifra se redujo al 43% en los niños que habían vivido con una mascota, y al 24% en los niños que habían vivido con tres mascotas. Dos de los niños habían vivido con cinco mascotas, ninguno de ellos tenía alergias.

Otro grupo de muestra de 249 niños al que también se realizó un seguimiento desde su primero día de nacido hasta los 8 o 9 años obtuvo el siguiente resultado: la tasa de alergias fue del 48% para los niños que no habían estado expuestos a las mascotas en su primer año, 35% para los niños con exposición a una mascota y 21% para los niños que habían vivido con dos o más mas mascotas.

Tras ello, los investigadores concluyeron que existe una relación entre la cantidad de mascotas en la niñez y la incidencia de alergias, lo cual señala que estar convivir más tiempo con las mascotas genera una mayor protección.

"Un perro o un gato que rara vez se encuentra dentro de la casa, o rara vez en contacto cercano con el niño, puede no ser protector", explica Hesselmar. Asimismo, descarta la posibilidad de que el vínculo pueda explicarse por el sesgo de selección: el resultado de las familias con alergias que eligen no tener una mascota.

Cabe mencionar que anteriores estudios han encontrado que los niños que crecen en una granja con ganado tienen un menor riesgo de alergias. Por ello, el investigador sostiene que las mascotas tienen microbios que estimulan el sistema inmunológico humano para que los niños no se vuelvan alérgicos.

Te puede interesar

SÍGUENOS