¿Cómo afecta la falta de sueño a nuestra piel?

Dormir lo suficiente es importante para nuestra piel.

Mantener un cuerpo saludable no solo implica alimentarse bien y hacer ejercicios. Los especialistas mencionan que dormir religiosamente ocho horas todas las noches es el secreto para mantenernos siempre bellas.

Pero, ¿qué sucede con nuestra piel cuando dormimos bien? "Dormir sirve para algo. Aunque sea una situación que parece pasiva, en realidad tiene lugar todo un proceso durante el sueño", señala Alejandro Iranzo de Riquer, presidente de la Sociedad Española de Sueño (SES).

dormir

Asimismo, el especialista menciona que "es un trabajo tanto metabólico como inmunológico, de refuerzo de las defensas, que también tiene su incidencia en la piel a la hora de renovar las células".

Es así que, si no sabes cómo puede ayudarte este proceso, toma nota, después de leer el artículo querrás saltarte las ocho horas de sueño. ¡Alista tu pijama!

Exposición solar

Sequedad, tirantez, manchas, entre otros, son sólo algunas de las consecuencias del sol en la piel. Si alguna en algún momento lo padeciste tienes saber que, aparte de ponerte crema de protección solar, lo mejor para recuperar el órgano que protege al cuerpo es dormir.

Un estudio de 2014 señala que aquellas personas que duermen bien recuperan mejor su piel del eritema solar (quemaduras causadas por el sol) que aquellas que suelen dormir mal y, en líneas generales, la investigación demuestra que dormir bien mejora en un 30% la barrera protectora de la epidermis.

Ojeras

No dormir bien acentúa las ojeras y hace que tu rostro se vea más cansado, menciona el experto Alejandro Iranzo. "Dormir hace que la piel se regenere e hidrate y, por tanto, no hacerlo afecta a la elasticidad y la hidratación de la piel. Esto se puede apreciar especialmente en zonas como las ojeras, pero en general todas las partes del cuerpo pueden experimentar una mayor flacidez si hay falta de sueño".

De igual modo, la falta de descanso hace que los vasos sanguíneos se dilaten y se vean más a través de la piel, dándole a la zona alrededor de los ojos ese aspecto que delata haber descansado poco.

Acné

Existe varios motivos por las que la falta de sueño puede producir acné. Uno de los primeros puntos es que eleva los niveles de estrés (una de las causas principales del acné), además, no dormir bien tiende a elevar la resistencia a la insulina, que a su vez es una causa de acné de tipo inflamatorio.

"El acné no deja de tener un componente inmunológico y hormonal, funciones de las que también se ocupa el sueño. Si no hay un sueño de buena calidad, puede producirse un desajuste que en gente predispuesta genéticamente puede desembocar en este problema", dice el presidente de la Sociedad Española de Sueño.

acné

En tanto, recuerda que dormir lo suficiente no se refiere solo al total de horas de sueño. También es importante que el sueño sea de buena calidad y que tengas un horario uniforme para dormir, de modo que te sientas descansado cuando despiertes.

Te puede interesar