Tres pasos para controlar el estrés laboral

Muchas veces el trabajo viene acompañado del estrés, por ello aquí te mencionamos como controlarlo. ¡Atenta!

Muchas veces hemos sentido la necesidad de renunciar a nuestro trabajo porque a diario padecemos un estrés. Pero esto es muy común en la población, según una encuesta realizada, en España, por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 815 trabajadores de entre 24 y 65 años.

En el resultado se conoció que un 27% de los trabajadores está en riesgo de sufrir estrés laboral crónico. En tanto, si trabajas como militar, bombero, piloto, policía, organizador de eventos, reportero, sanitario o ejecutivo, el estudio indica que las posibilidades se multiplican ya que están consideradas las profesiones más estresantes.

El estrés laboral crónico provoca la sensación de sentirse alejadas de su familia y amigos de su mismo centro de trabajo. Esta sensación afecta a la motivación, al rendimiento laboral y; además, a la salud física y mental.

Las personas que padecen del estrés crónico tienden a tener consecuencias negativas como ansiedad, insomnio, dolor muscular y debilitamiento del sistema inmunitario entre otras muchas.

estrés

Teniendo en cuenta el alto porcentaje de personas que lo padecen y todo lo provoca en nuestra salud y vida social te brindamos las siguientes recomendaciones avaladas por la psicóloga de Blua de Sanitas, Grecia de Jesús Araujo. ¡Atenta y toma nota!

Adquiere hábitos saludables.

Tener hábitos saludables nos ayudan a gestionar el estrés y a prevenir los problemas tanto físico como emocional, por ello, se recimenda añadir a nuestra rutina los deportes que incluyan la meditación (yoga, crosfit, boxeo o pesas).

Asimismo, la psicóloga menciona que las deben ser variadas y se debe incluir frutas y verduras, ya que, nos brindan mayor energía y sensación de agilidad.

Párate a respirar

La relajación es base principal para evitar el estrés por la especialista recomienda que “Para conseguir relajarnos es importante tener conocimientos sobre cómo regular la intensidad de nuestras emociones. Las técnicas más utilizadas son la respiración diafragmática y la relajación progresiva de Jacobson”.

Para lograr aplicar este método nos debemos dar unos minutos para sentarnos y respirar profundamente. Practicarlo reduce el ritmo cardiaco y ayuda en la batalla contra la ansiedad, además, puede mejorar tu día.

¡Fuera negatividad!

Muchas veces pensar en las cosas negativas que pudiera ocurrir en casa o centro laborar provoca que se genera una sensación de estrés y ansiedad por lo la especialista recomienda erradicar esos pensamientos.

Para poder lograrlo podemos optar por centrarnos en vivir el aquí y el ahora, y buscar soluciones prácticas a los problemas cuando el momento lo requiera.

“Sobre todo, debemos relativizar, es decir, poner freno a esos pensamientos tan catastróficos y sacar aspectos positivos que nos permitan ser más realistas. Esto podría resumirse en inteligencia emocional. También es muy útil el autoconocimiento, es decir, conocernos a nosotros mismos con nuestras fortalezas y debilidades para poder actuar de manera más asertiva ante los conflictos”, concluye la psicóloga de Sanitas.

yoga

Cabe mencionar que existen tres diferentes tipos de estrés según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. que son: el rutinario, relacionado a la presión del trabajo; estrés provocado por un cambio negativo o estrés traumático, que ocurre cuando se encuentra en peligro de ser gravemente herido o de morir.

Te puede interesar