¿Qué es la agorafobia y cómo se debe tratar?

La agorafobia es un trastorno psicológico que está estrechamente relacionado con los ataques de ansiedad.

La agorafobia es un trastorno psicológico que está estrechamente relacionada con las crisis de angustia, en el cual el paciente desarrolla un fuerte miedo a padecer ataques de ansiedad normalmente en espacios abiertos o aquellos entornos donde no se sientes protegidos o desconocen, por los que piensa o siente que no podrá controlar esos momentos de pánico. 

Los síntomas que pueden indicar que la persona sufre este tipo de patologías se encuentran el miedo o temor a quedarse solo, aislamiento social, dependencia emocional o que el individuo permanezca más tiempo de lo normal en casa.

Otras señales físicas que puede presentar una persona que tiene agorafobia son las náuseas, mareos, sudoración, palpitaciones, vómitos, temblores general y sensación de asfixia o problemas para respirar.

¿Cuáles son las causas?

De acuerdo a diversos especialistas, entre las causas más comunes por las que la persona puede sufrir de este trastorno se hayan los antecedentes familiares, ambientes que causan estrés o luego de haber desarrollado episodios con ataques de pánico.

Tratamiento:

Por lo general, una de las medidas terapéuticas es la administración de antidepresivos y ansiolíticos. Asimismo, el paciente deberá asistir a terapia sicológica para que pueda afrontar dicho trastorno de forma adecuada.

Consecuencias:

Si la persona no trata a tiempo las agorafobias, tendrá muchas dificultades para continuar trabajando, viajar e incluso para relacionarse. Por esta razón, es esencial que se acerque al centro médico más cercano para que pueda recibir un tratamiento oportuno.

Te puede interesar