Mujer dio a luz en pasillo de hospital tras demora de prueba COVID-19

La mujer realizó la denuncia tras un mes de lo sucedido para dar con el nombre de la doctora que la maltrató pese a su estado.

Rosa Coronel Tapia tuvo que dar a luz en un pasillo del hospital de EsSalud Aurelio Díaz Ufano en San Juan de Lurigancho luego que se negaran a atenderla porque su prueba de descarte de COVID-19 aún no estaba lista.

Ella entró en labor de parto hace un mes, pero recientemente reveló a RPP Noticias el calvario que vivió en el Día D de su embarazo.

Coronel relató que, pese a indicarle a la doctora que ya había roto fuente y que tenía dolores persistentes, esta le dijo que debía de esperar la prueba de descarte. Acto seguido, le cerró la puerta en la cara.

"Seguía sintiendo dolor. Toqué la puerta y le dije llorando a la doctora que me había bajado el líquido de la fuente. La doctora me dijo que debía esperar mi prueba y me cerró la puerta", reveló.

Los protocolos de bioseguridad señalan que los pacientes deben de realizarse una prueba de descarte al nuevo coronavirus para ingresar al nosocomio, pero cuando ella llegó al hospital tenía 3 centímetros de dilatación, por lo que el parto estaba a poco de iniciarse.

El tiempo pasaba y los dolores iban en aumento. Ante sus reclamos por los resultados de las pruebas, la derivaron a otra zona del pabellón.

En su desesperación por encontrar un lugar donde dar a luz, intentó acudir a los servicios higiénicos, pero no llegó y entró en labor de parto en el pasadizo del nosocomio.

Ahora, tras un mes del parto, Rosa Coronel Tapia solicita que le puedan dar el nombre de la doctora encargada que le negó la atención pese a su estado para tomar cartas en el asunto.

Te puede interesar

SÍGUENOS