Deudos de personal médico recibirán apoyo económico en octubre

En el padrón se considerará a los fallecidos durante la emergencia sanitaria.

Luego que el presidente de la República, Martín Vizcarra, anunciara un apoyo económico solidario a favor de los deudos del personal de la salud fallecido a causa de la COVID-19, tuvieron que pasar tres meses para que se estipulen las medidas.

Según el Decreto Supremo 220-2020-EF, será a través de un bono que se establecerá y entregará en octubre. Y los recursos para este beneficio provendrán de la reducción de sueldos a altos funcionarios y servidores del Estado.

¿A quiénes les corresponderá?

La norma precisa que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjusdh), a través de la Secretaría Técnica del Consejo de Reparaciones, se encargará de verificar quiénes son los deudos que recibirán dicho apoyo, mediante el acceso a las sucesiones intestadas que estos registren ante Sunarp.

Cabe destacar que también se consideran personas beneficiarias a los convivientes del mismo sexo del personal de salud fallecido, indica la norma.

En tanto, el Ministerio de Salud (Minsa), a través de la Dirección General de Personal de la Salud, será el responsable de centralizar los listados del personal de la salud fallecido y de remitirlos al Minjusdh.

El decreto también detalla que se considerará a todo el personal de la salud -profesionales, técnicos y auxiliares asistenciales- que haya brindado servicios de manera directa al Estado, es decir, que prestaron servicios en un establecimiento del Minsa, direcciones regionales de salud, EsSalud, sanidades de las Fuerzas Armadas y Policiales, entre otros, pero se excluye a quienes brindaron servicios tercerizados a través de empresas privadas.

Cabe resaltar que se considerará a los fallecidos durante la emergencia sanitaria, es decir, entre el 12 de marzo y el 7 de septiembre de 2020 (fecha en que termina la medida).

¿De cuánto será el apoyo económico?

Sobre el monto que recibirán los deudos, la norma explica que será el resultado del total de lo recaudado por la reducción de ingresos a altos funcionarios y servidores públicos, dividido entre el número del personal de la salud fallecido durante el periodo antes señalado.

Con información de Melina Ccoillo / Diario La República.

Te puede interesar