¿Puedo darle agua de anís a mi bebé para aliviar sus gases?

Mira lo que dicen expertos en salud sobre los dolores estomacales en bebés

¿Tu bebé no deja de llorar adolorido por los gases estomacales? Recuerda que antes de iniciar cualquier tratamiento, deberás consultar con su neonato o pediatra.

Pese a que existen tratamientos naturales, es importante recordar que los recién nacidos son seres bastante delicados, por lo que, la asesoría de un experto en salud es indispensable.

Lo que también es cierto, es que no podemos correr a emergencias por un dolor de pancita. Pero, lo que es todavía más cierto, es que no podemos dejar que nuestro bebé llore sin hacer nada al respecto.

(Foto/lagaceta)

¿Es normal que mi bebé tenga gases?

Por norma general, lo común es que el bebé tenga más gases durante los 3 primeros meses de vida, esto se debe a que el tubo digestivo y los intestinos están madurando aún.

Al no estar maduros del todo, la zona es mucho más sensible y se producen estos gases que suelen ser molestos para los bebés.

Conocer las razones nos lleva a comprender mejor en problema, sin embargo, no podemos permitir que nuestro pequeño y amado bebé continúe llorando.

Ante ello, puede que pienses en darle un clásico mate o infusión de anís, pero, una voz te detiene a cuestionarte: ¿Puedo darle agua de anís a mi bebé?

¿Cómo calmar a un bebé con gases?

En una situación en la que no puedes calmar al bebé por un cólico de gases, lo más recomendable es guardar la calma. 

Existen medios físicos para aliviar el dolor. Prueba con las posturas para sacar chanchito:

Cuatro posturas para favorecer al bebé la expulsión de sus gases

Sobre el pecho. La forma más común es sostener al pequeño apoyado sobre el pecho, casi erguido, de tal manera que su cabeza quede a la altura del hombro del adulto.

Y se acompaña con ligeros golpecitos en su espalda, para estimular el eructo. En estos casos es recomendable colocar una toalla sobre el hombro, para no ensuciarse la ropa en el caso de que el bebé bote un poco de alimento, situación que es bastante normal.

(Foto/mibebeyyo.elmundo)

Boca abajo. Otra postura tradicional consiste en sujetar al niño, acostado boca abajo, sobre un brazo del adulto. Como en el caso anterior, con la mano libre se da al pequeño golpecitos en la espalda. Con su propio peso, el bebé presiona su barriga contra el brazo de quien lo sostiene, y esto propicia la expulsión del aire. Es importante que siempre su cabecita quede un poco más alta que el resto del cuerpo.

Sobre las piernas. El cuerpo del bebé se coloca en una posición similar a la anterior, pero en vez de sujetarse con un brazo, el adulto se sienta y lo apoya sobre su regazo.

Sobre el planchador. Esta opción es parecida a la de boca abajo, sin embargo, si aún no consigues calmarlo, colócalo sobre una superficie plana, asegurándote que sea segura y no se vaya a caer. Luego, procede a darle pequeños golpecitos con la mano en pocito. Frota la espalda firmemente, y agrega un par de golpecitos. Así hasta que heructe o expulse un gas.

¿Puedo darle agua de anís a mi bebé?

Los especialistas en salud recomiendan evitar cualquier tipo de alimento diferente a la lactancia materna, incluso si fuera agua sola, durante los primeros meses de vida.Sin embargo, tradicionalmente en otros países como España, se ha recomendado la manzanilla sola o con anís para el empacho y los gases del bebé lactante.

Esta infusión es totalmente inocua y se le puede dar al bebé siempre que no sustituya una toma de leche.

No obstante, lo más recomendable es evitar cualquier alimento fuera de la leche materna.

La leche de mamá es una fórmula completa y lo único que necesita tu bebé para crecer fuerte y sano. ¿Dolor de estómago? ¡Lactancia materna! ¿Dolor por gases? ¡Lactancia materna!

Dato: si el dolor persiste, existen gotitas para los gases que deben ser recetadas exclusivamente por su pediatra de cabecera.

Así que ya lo sabes Wapa, mantén la calma y relájate tomando esa infusión de anís que preparaste. 

Te puede interesar