Los niños y adolescentes también se estresan y sufren de ansiedad: claves para detectar a tiempo estas conductas

Es importante que los padres tomen en cuenta ciertas conductas de sus hijos para ayudarlos a superar los cuadros de estrés y ansiedad. 

Durante estos días de confinamiento que estamos atravesando, muchos padres han notado ciertos cambios en el comportamiento de sus hijos: falta de sueño, falta de interés por temas que antes les gustaba o falta de apetito. Siendo éstos, algunos factores que encienden alarmas y que ponen en manifiesto ciertas conductas inhabituales en los hijos.

Ante estas y otras situaciones que experimentan algunas familias, Malú Echevarría, educadora y terapeuta de artes expresivas y directora del centro Polila, le brinda a las lectoras de Wapa.pe, algunos consejos que se deben tomar en cuenta para apoyar y acompañar a los hijos, frente a una crisis emocional por ansiedad o estrés.

¿Cómo detectar si mi hijo esta sufriendo de estrés o ansiedad?

"Primero: todos estamos sufriendo de estrés en casa. Hay diferentes situaciones: económica, laboral, estudios, etc. Existen tres alertas en la que siempre debemos estar atentos: comer, jugar y dormir", precisó Malú Echevarría.

Asimismo, indicó: “si un niño deja de jugar, deja de ver sus series favoritas, está de mal humor, ya no duerme como antes o trata de aislarse, hay que prestar atención a eso. Si duerme mal y empieza a sufrir de insomio o le cuesta dormirse. Si está comiendo por ansiedad todo el día, estas son llamadas de alerta” agregó.

Antes de preocuparnos, es mejor calmarse y diferenciar entre cambios de ánimo y cuadros repetitivos de conducta.

“Si el niño o el adolescente deja de comer o no duerme bien por uno o dos días, no hay que alarmarse ni ser extremistas. Pero si esto es una conducta que avanza y ya no son días, sino semanas, entonces sí debemos tomar acciones”, señaló.

“Para esos casos, es mejor acudir a un terapeuta, que dé las pautas y el acompañamiento a la familia para superar esto. Siendo extremistas no llegamos a buen puerto. Conversar, relajarse y tomar medidas adecuadas es el primer paso para vencer el estrés en la ansiedad en niños y adolescentes”, recomendó.

 

"Este es el momento para criar a nuestros hijos con sabiduría"

 A pesar de la carga laboral y familiar, siempre es importante darse un tiempo para compartir y estar con los hijos.

 "El rol de los padres se ha modificado tras la llegada de la pandemia. No solo debemos encargarnos de la alimentación, ropa y espacios para nuestros hijos. Los niños y adolescentes necesitan acompañamiento y paciencia”, sostuvo a Wapa.pe.

 “Este es el momento donde debemos criar con sabiduría. Debemos enseñarle a ser empáticos a nuestros hijos, criar desde nuestra intuición, tratando de evitar conflictos, siendo flexibles y aceptar el cambio de conductas por parte de ellos, señaló.

La creatividad es un arma poderosa frente a las restricciones 

¡Atención papás! Es momento de proponer nuevas ideas y dejar fluir la creatividad en familia.

"Es cierto, cada edad tiene una necesidad distinta. Por eso es importante estar organizados. Hay que dejarle en claro a nuestros hijos que papá y mamá deben trabajar desde casa, pero dentro de nuestro horario nos daremos un tiempo para compartir en familia.  Enseñemos a que nuestros hijos también pueden tener roles dentro de casa. Lavar, apoyar en la cocina, limpiar, ordenar el cuarto, son algunas actividades que ellos pueden desarrollar y sentirse parte de la organización”, manifestó.

“Es importante respetar la cercanía que necesitan nuestros hijos. Los papás de los adolescentes necesitan saber que estamos disponibles para ellos. A veces nos buscan en un momento en que estamos trabajando, entonces no está mal, ni eres el peor papá, si le dices que en estos momentos no puedes atenderlo, pero que en un tiempo determinado lo harás para escucharlo solo a él", agregó. 

Hacernos cargo de nuestras emociones

No todos los días son de color rosa y eso lo sabemos perfectamente bien. Es mejor ser sinceros y mostrarnos como somos.

"No hay que tener "roche" si un día amanecemos con ganas de tirar la toalla o simplemente no tenemos ganas de ser parte de alguna conversación con amigos.  Lo que sí es importante es hacernos cargo de nuestras emociones. No tiene nada de malo explicarles a los hijos que hoy mamá o papá no se siente con muchas ganas y desea descansar un poco, dijo Malú Echevarria.

“Si quiero tomar una ducha larga, nadie tiene porqué juzgarte. Si hoy deseas tomar desayuno en la cama, está bien, pero recuerda que las emociones son pasajeras. Ellas no pueden dominarte todo el tiempo, es por eso que se deben controlar y decir: “Ok, hoy quiero hacer esto y lo otro, pero mañana sí debo avanzar los temas pendientes que hoy dejé”. Recuerda que tú eres dueña de tus emociones, nadie más que tú los controla", precisó.

¿Dónde podemos encontrar esta ayuda profesional?

Malú Echevarría, educadora y terapeuta de artes expresivas y directora del centro Polila, está organizando diversos talleres para padres, niños, adolescentes e incluso para adultos mayores. 

La puedes contactar a través de su número telefónico: 987 428 103 o puedas ingresar al Facebook de Polila.

Recuerda que el apoyo emocional de un terapeuta forma parte del crecimiento de los padres y con herramientas adecuadas, podrás ayudar a tus hijos.

“La respuesta siempre está dentro de ti. Si una persona te acompaña en el proceso no es para darte las respuestas, es para que puedas escuchar tu propia voz", finalizó la especialista.

Mira este video sobre cómo detectar a tiempo el estrés y la ansiedad de nuestro hijos

Te puede interesar