Joven gestante en labor de parto es rechazada de tres hospitales por tener COVID-19

Tras hacer la denuncia en los medios de comunicación, recibieron a la futura madre en el Hospital Dos de Mayo.

Al promediar la 10 de la noche del último lunes comenzó el martirio de una futura madre. Una joven gestante de 23 años empezó el trabajo de parto, por lo que fue trasladada al hospital más cercano por sus familiares.

Como pertenece al Seguro Integral de Salud (SIS), la llevaron al área de Emergencia del hospital de San Juan de Lurigancho, donde le realizaron una prueba rápida para saber si padecía COVID-19.

La prueba dio positivo y, según los especialistas que la atendieron, no la pudieron recibir porque tiene la enfermedad. Su tía contó en RPP Noticias que le ordenaron que vaya al hospital de la Maternidad, hoy Instituto Nacional Materno Perinatal. Pero tampoco quisieron recibirla.

“Me han dicho que ella tiene la COVID-19 y que por eso no la pueden atender. Eso me han dicho en el hospital y que la lleve a la Maternidad. En la Maternidad me han dicho que no tiene oxígeno y que la lleve al 2 de Mayo. Ya no quise que esté padeciendo. Por eso, fui a la clínica San Miguelito. Ahí me dicen que mejor vaya a Canto Grande”, narró.

Después de la denuncia, el hospital Dos de Mayo la recibió. Diómedes Leguía, jefe del departamento de Gineco-Obstetricia, explicó que la cantidad de camas es menor a pesar de que el número de gestantes no varía.

Si antes tenías 30 camas disponibles, ahora tienes la mitad, pero el número de gestantes sigue siendo el mismo y puede llegar un momento en el que el número de cupos puede estar saturado y tengas que estar refiriendo a otros hospitales para que le den atención”, aclaró en RPP.

*Con información de La República.

Te puede interesar

SÍGUENOS