Dos youtubers devuelven al hijo con autismo que habían adoptado | VÍDEO

Tras monetizar años de la vida del pequeño en YouTube, la pareja decidió “reubicarlo” en una nueva familia al no poder “cumplir con sus necesidades médicas”.

Sin remordimiento aparente, una pareja de youtubers, Myka Stauffer y James Staudder, optaron por devolver a su hijo adoptivo a la casa de acogida debido a que tiene autismo y no eran capaces de cubrir sus necesidades.

La pareja comparte en su canal de YouTube, que cuenta con más de 700 mil seguidores, el día a día de su familia, la cual está compuesta por sus cuatro hijos biológicos y, hasta hace poco, de un niño que adoptaron desde China.

Según explicaron en uno de sus videos, el centro de adopción les avisó que el pequeño sufría un daño cerebral menor, pero ellos decidieron continuar con el proceso. Cuando su ya hijo llegó a los Estados Unidos luego de un largo viaje desde Asia comprobaron que tenía un autismo tipo III, por lo que comenzaron a llevarlo a terapia hasta qué se agotaron sus recursos.

"Una vez que Huxley llegó a casa, había muchas más necesidades especiales de las que no éramos conscientes y que no nos dijeron", dijo James.

Él y su esposa contaron que “reubicaron” a su hijo adoptivo en un nuevo hogar. Ellos reconocieron que han fracasado como padres, sin embargo no han explicado porqué lo entregaron a una nueva familia después de que Huxley viviese con ellos y sus otros cuatro hijos biológicos por más de dos años.

La última publicación con su hijo adoptivo fue en febrero, en la que la madre mencionaba las dificultades por las que estaban atravesando debido a los comportamientos del pequeño.

Monetizaron la vida de Huxley

El niño de cuatro años ha sido protagonista de numerosos vídeos de la familia. Él fue adoptado en 2017 y la historia de adopción se había convertido en un tema central, gracias al cual su canal creció en popularidad y consiguió varios patrocinios de marcas.

La entrada con más visitas y mejor monetizada fue “Vídeo de adopción EMOCIONAL de Huxley!! RESUMEN de la adopción china”, con 5.5 millones de visualizaciones. “Este pequeñín nos robó el corazón en China”, decía Myka, quien también usaba el hashtag “#nocompresadopta”.

Además, ella se había posicionado en varias ocasiones como defensora de la adopción internacional, por lo que la noticia de la "devolución" ha avivado aún más el debate sobre los derechos de los niños en las redes sociales y la decisión de publicitar y monetizar sus vidas.

Marcas retiran su patrocinio

Estos hechos han provocado que algunas marcas hayan quitado su publicidad a la pareja tras recibir centenares de críticas por devolver al menor. Myka ha señalado que se siente que ha defraudado como madre en un 500% y que los comentarios negativos no ayudan.

Te puede interesar

SÍGUENOS