Coronavirus: Madre duerme con el cadáver de su bebé en Arequipa

Debido a la cuarentena, la desdichada madre se quedó sin trabajo y dinero para poder enterrar a su bebé fallecido.

En Arequipa, una desdichada madre tuvo que dormir con el cadáver de su bebé, pues la mujer de escasos recursos no contaba con dinero para poder enterrarlo en medio de la pandemia del coronavirus en el distrito de Paucarpata.

Nati Pinto (21) reveló que debido al COVID-19 fue despedida de su trabajo y tampoco recibió bono ni canasta del Estado. En medio de su situación crítica financiera, su bebé de cuatro meses enfermó y luego falleció el último jueves por una infección.

"Ayuda, no tengo plata. Actualmente el bebé sigue en la misma cama. No me ha tocado ningún bono ni canasta”, contó para Exitosa.

Ayuda

Finalmente, la mujer se acercó a la Municipalidad de Paucarpata, en donde encontró la ayuda necesaria ya que le cedieron un terreno para enterrar a su bebé y tras gestiones, una funeraria de la zona donará un cajón de entierro.

¿Cómo sobrellevar la pérdida de un familiar?

Superar la pérdida de un amigo cercano o algún familiar toma tiempo, pero las investigaciones nos sugieren algunas de estas estrategias para lidiar con su pérdida y alcanzar un renovado sentido de propósito y dirección en la vida:

-Hable sobre la muerte de su ser querido con amigos y colegas para poder comprender qué ha sucedido. La aceptación es un buen camino.

-Acepte sus sentimientos. Después de la muerte de alguien cercano, se puede experimentar todo tipo de emociones. Es normal sentir tristeza, rabia, frustración y hasta agotamiento.

-Cuídese a usted y a su familia. Comer bien, hacer ejercicio y descansarse le ayudará a superar cada día y a seguir adelante.

-Ayude a otras personas que también lidian con la pérdida. Al ayudar a los demás, se sentirá mejor usted también. Compartir anécdotas sobre los difuntos puede ayudar a todos a lidiar con la pérdida.

-Rememore y celebre la vida de su ser querido. Usted puede hacer un donativo a la entidad benéfica predilecta del difunto, enmarcar fotos de momentos felices que vivieron juntos, ponerle su nombre a un nuevo bebé o plantar un jardín en su memoria. La elección es suya.

Si siente que sus emociones le abruman o que no puede superarlas, quizás hablar con un profesional de salud mental calificado como un psicólogo le podría ayudar a lidiar con sus sentimientos y recuperar el rumbo para salir adelante.

Te puede interesar

SÍGUENOS