Más del 71% de peruanas están en riesgo de violencia

¿Qué hacer para prevenir y cómo reaccionar frente a una agresión de tu pareja?

Ivonne Macassi León

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán

De acuerdo a la Encuesta de Desarrollo y Salud Familiar (Endes 2017), 6 de cada 10 mujeres han sufrido algún tipo de violencia por parte de su pareja en el Perú y solamente el 29 % de ellas recurren a una institución en busca de ayuda, lo que quiere decir que hay un 71 % que se queda en el aire y en una preocupante situación de riesgo. Estas cifras se vuelven mucho más angustiantes si tenemos en cuenta que solo este año, hasta el mes de octubre, se han registrado 119 feminicidios y 241 tentativas de feminicidio. El panorama es, definitivamente, espeluznante.

Ahora bien, ¿cómo reconocer si estás con un potencial agresor? De hecho, existen algunos rasgos característicos de este tipo de personas que te pueden poner en alerta. Los agresores suelen ser celosos y controladores, y hacer cosas como pedirte las contraseñas de tus correos o redes sociales, la clave del teléfono e, incluso, crearse perfiles falsos para espiarte. Pueden, por otro lado, portarse muy bien en público, pero alterarse en privado; o mostrarse violentos con terceros. Por ejemplo, cuando conducen un auto, abusan de la velocidad, se enfrentan a otros conductores o hacen reclamos airados ante personas que consideran de “menor jerarquía”. En estos casos, la ira que manifiestan eventualmente podría volcarse hacia ti en cualquier momento. Pero, ojo, no siempre hay señales de alarma, por lo que debes estar atenta frente a cualquier situación en la que sientas abuso.

¿Pero qué puedes hacer si la agresión se concreta? Lo más recomendable es que acudas a una institución competente —a la policía, al juzgado, a la fiscalía, a los centros de emergencia mujer (CEM), a organizaciones feministas u otras— para pedir orientación, asesoría o hacer una denuncia. A las autoridades les corresponde responder de manera inmediata a las mujeres que acuden a ellas, escucharlas y sobre todo brindarles todas las medidas de protección. Si bien aún hay mucho por avanzar, la situación ha mejorado en los últimos años y cada vez contamos con más instituciones y autoridades que actúan con empatía y asumen la responsabilidad que tienen frente a una persona en situación de violencia.

En cualquier caso, es muy importante que no renuncies a tu entorno afectivo y conserves siempre tus vínculos sociales, pues de esta manera estarás acompañada y en menor riesgo. Si no cuentas con personas cercanas, puedes comunicarte con redes de apoyo, que hoy son muy activas. Busca ayuda, contención y orientación, y no permitas la violencia contra ti ni contra ninguna mujer.

violencia

Te puede interesar