Mamá Angélica: Una mujer que no debemos olvidar

Un día como hoy nos dejó Mamá Angélica. Ella pasó su vida entera buscando a su hijo que desapareció durante la etapa del terrorismo.

Angélica Mendoza de Ascarza más conocida como “Mamá Angélica”, fue una mujer que dio ejemplo de empoderamiento y determinación en la búsqueda de su hijo que desapareció durante la época del terrorismo. Ella se convirtió en símbolo para las muchas mujeres que tenían el mismo objetivo: encontrar justicia en nuestro país.

Todo empezó hace más de 31 años, exactamente el 2 de julio de 1983, día en la que militares se llevaron y desaparecieron a su hijo, Arquímedes Ascarza Mendoza.

Mamá Angélica antes de bajar la cabeza y llorar en cajón vacío, como muchas otras madres y esposas de la época, decidió crear la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos (Anfasep), junto a otras cinco madres. Por esta iniciativa se ganó la acusación de apoyar al terrorismo, por parte del gobierno de Alberto Fujimori, algo que ella durante vida negó rotundamente.

Esta mujer ayacuchana se convirtió en símbolo de la búsqueda e impulsadora de la verdad, hasta el último de sus días luchó incansablemente por los derechos de miles de familiares de desaparecidos a manos de los mandos militares.

Sus palabras fueron fundamentales durante la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) cuando se hizo la reconstrucción de los hechos sobre las crueldades que se realizaron en el cuartel Los Cabitos.

Como se recuerda en el Cuartel General Los Cabitos, en Ayacucho, los mandos militares mandaban detener, asesinar o desaparecer a los cuerpos de las personas secuestradas, que en mayoría eran campesinos y estudiantes. Tras muchas investigaciones se encontraron 109 restos humanos en diferentes fosas comunes del lugar.

Hoy queremos recordar a esta madre coraje que no dejó de luchar por encontrar a su hijo.

Te puede interesar