¿Sabías que las uñas pintadas alteran medición del oxímetro?

Especialistas del Seguro Social de Salud (EsSalud) informan que el uso de esmalte en las uñas, las manos frías y húmedas y la falta de reposo previo a la medición de la saturación; son los factores más frecuentes que alteran la medición con el oxímetro de pulso.

En lo que va de la emergencia sanitaria, el oxímetro de pulso (pulsoxímetro) se ha convertido en un dispositivo de gran utilidad, porque brinda información relevante que podría ayudar a los pacientes con infección COVID-19 a buscar ayuda médica en forma oportuna y no llegar tardíamente a los centros de atención. Por ello, esta mañana, especialistas del Seguro Social de Salud (EsSalud), brindaron recomendaciones de cómo realizar la medición a fin de obtener información certera sobre el nivel de saturación de oxígeno en la sangre.

En los hogares, el pulsioximetro u oxímetro de pulso debe ser utilizado de la siguiente manera, en principio la persona debe mantenerse en reposo, respirar en silencio sin hablar durante 5 minutos antes de la medición. Las manos no deben estar frías ni húmedas, y en el caso de las damas, además de estas sugerencias, deberán retirarse el esmalte de uñas, para luego colocar el dedo índice, medio o anular en el dispositivo (oxímetro de pulso portátil) y dejarlo reposar sobre una superficie plana durante el proceso de medición.

La vocera de EsSalud, Dra. Tania Paredes, precisó, que, el tiempo estimado de lecturas del dispositivo, es de 30 a 60 segundos en promedio, para identificar el valor o medición que más se repite y esa será la lectura que corresponderá considerar. “Los valores deben registrarse varias veces al día. Por ejemplo, si se trata de una persona con riesgo de complicaciones, se recomienda realizar las mediciones cada dos horas, o de acuerdo al intervalo que le indique el médico tratante”, mencionó.

Al introducir el dedo en un Pulsoxímetro, explica  la especialista, este absorberá diferentes espectros de ondas de luz de la hemoglobina que transportan el oxígeno. “Es un método muy útil, continuo y no invasivo. Este instrumento permite visibilizar una lectura numérica, que indica el nivel de saturación de oxígeno en la sangre”, detalló.

“Si estoy caminando, subiendo escaleras o he estado conversando por varios minutos, no debo utilizar el pulsoxímetro en forma inmediata, primero tengo que mantenerme en reposo mínimo 5 minutos antes de la medición, luego debo introducir mi dedo en el dispositivo y apoyarlo sobre una superficie plana, solo así evitaré tener un falso registro”, puntualizó la funcionaria.

Además, comentó que es fundamental que la población tome en cuenta estas recomendaciones específicas, para que interpreten adecuadamente los valores del Pulsoxímetro y sepa cuándo se necesita atención médica y no acudir a los establecimientos de salud de manera innecesaria o de manera tardía.

Sobre el estudio con autorización de reproducción: “Saturación de oxigeno según la altitud de una población” realizado por el Dr. Pablo Grajeda Ancca, docente de la Universidad Antonio de Abad de Cusco, la Dra. Tania Paredes, remarcó, que la saturación de oxígeno brinda información sobre el nivel de oxígeno en sangre, y para ello, existen valores de acuerdo a la altitud en que se encuentre la localidad donde residimos habitualmente.

La investigación realizada por el Dr. Grajeda Ancca y publicada en documentos normativos nacionales, permite contar con niveles de saturación referenciales en personas que residen en diferentes niveles de altitud, a quienes se les tomó la saturación de oxígeno, obteniendo resultados distintos según el nivel del mar donde se ubica la ciudad de residencia.

Como hoy se tiene más disponibilidad de contar con pulsoxímetro en casa, la vocera de EsSalud, explicó, que este estudio cobra mayor importancia porque establece rangos normales de saturación de oxígeno, según la altitud de las principales ciudades del país, de tal forma que por ejemplo si una persona reside en Cerro de Pasco su saturación normal estará entre 83 y 92%.

Las personas que viven en Lima, Lambayeque, Tumbes, Ica, Chimbote (Áncash) y Madre de Dios, a cero metros sobre el nivel del mar, la saturación promedio normal se encuentra entre 93 y 100%; pero si la medición se encuentra entre el rango de 89% a 92%, quiere decir que la persona se encuentra en situación de hipoxia leve; entre 85% a 88%, hipoxia moderada y si es menor de 85%, en hipoxia severa. En todos los casos de hipoxia se deberá buscar atención médica de manera inmediata, para el manejo correspondiente que incluye la administración de oxígeno.

Algunos pacientes con infección COVID-19 llegan a desarrollar cuadros moderados y severos que se manifiestan con hipoxemia, por lo que es muy importante monitorizar frecuentemente la saturación de los pacientes con COVID-19, a fin de identificar con oportunidad los problemas de oxigenación para iniciar el manejo adecuado, a fin de evitar la progresión del compromiso sistémico.

El estudio en mención que forma parte del Documento Técnico “Manejo ambulatorio de personas afectadas por la Covid-19 en el Perú” aprobado con Resolución Ministerial N° 947-2020/MINSA, presenta valores de saturación según la altitud de localidades además de las citadas, Huánuco, Piura, Moquegua, Tacna, Amazonas, Ucayali, Moyobamba (San Martín), La Libertad, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Arequipa, Junín, Huancavelica y Juliaca (Puno).

Te puede interesar